close
close
Hernando José Gómez

PDET y regalías: claves para el cierre de brechas regionales

Se crearon para 170 de los municipios con alta incidencia de violencia, pobreza e informalidad, con 6,6 millones de personas, y de ellas 32,9% pobres.

Hernando José Gómez
POR:
Hernando José Gómez
junio 08 de 2022
2022-06-08 10:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbde6f2f4a.png

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) son un instrumento fundamental para ayudar en el cierre de brechas de nuestro país. Estos programas se crearon en 2017 para 170 de los municipios con una alta incidencia de violencia, pobreza e informalidad, en donde habitan 6,6 millones de personas, de las cuales el 32,9% son pobres, según el indicador de multidimensionalidad. Es importante resaltar que los municipios que son objeto de los PDET se caracterizan por presentar limitantes en cuanto a su capacidad para generar ingresos, así como una débil institucionalidad administrativa.

Dentro de los proyectos en los PDET se destacan los relacionados con la infraestructura multimodal, de los cuales 5.228 son de vías terciarias, 125 corredores regionales y 613 muelles.

Asimismo, en cuanto a la provisión de otros bienes públicos se pretenden llevar a cabo cerca de 10.603 iniciativas, muchas en sedes educativas, además de mejorar la cobertura de alcantarillado y energía eléctrica.

Los temas que abarcan estos planes cubren toda clase de necesidades de la población, desde mejoramiento de vías hasta salud, desarrollo productivo, económico y ambiental.
El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 brindó a los PDET una base sólida para que puedan proyectarse en el tiempo, al establecer un marco que permitiera lograr una mayor concurrencia de recursos para financiar los proyectos en los territorios durante 15 años, razón por la cual se constituye no como una política de gobierno, sino de Estado. Buena parte de esa financiación proviene de las regalías.

A la fecha, de las 32.808 iniciativas que han surgido como resultado de la participación de más de 220.000 personas en su formulación y 3.500 actores sociales en la construcción de las hojas de ruta, 11.768 de estas (35,8%) ya cuentan con una ruta de implementación.

Por ello, será fundamental que el próximo gobierno impulse este proceso tan importante que se ha venido desarrollando y continúe ejecutándolo con todo el entusiasmo, estableciendo su política de desarrollo rural sobre las bases del PDET y avanzando en el uso de alternativas de financiación.

La necesidad de los PDET y la dificultad de su financiación hacen que el próximo gobierno tenga que evaluar la pertinencia que tienen las regalías, que son la mayor fuente de financiación de los PDET.

No podemos ser indiferentes a los anhelos y reclamos de estas poblaciones y por eso necesitamos llegar a consensos sobre la institucionalidad de los PDET, la importancia de los recursos que actualmente los financian y la búsqueda de nuevas fuentes de fondeo. Solo así el país podrá cerrar a un mayor ritmo las brechas regionales e integrar los municipios PDET al mercado nacional.

HERNANDO JOSÉ GÓMEZ R
presidenciaasobancaria@asobancaria.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes