close
close
Hernando José Gómez

Seguridad alimentaria y comercio internacional

Ningún país se logra desarrollar sin comercio internacional. Esto no riñe con el hecho de diseñar estrategias para fortalecer la producción local.

Hernando José Gómez
POR:
Hernando José Gómez
marzo 30 de 2022
2022-03-30 08:47 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbde6f2f4a.png

La inflación, exacerbada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y sus efectos sobre las materias primas y los fertilizantes, se ha posicionado como uno de los temas en la contienda electoral, pues el alza en muchos de los precios de la canasta básica afecta el bienestar de los hogares.

Algunos han sugerido que la dependencia de insumos y productos agrícolas importados ha llevado a que los precios de los alimentos se hayan incrementado de manera significativa, a falta de un aparato productivo local que pueda aumentar la oferta de bienes con celeridad. En esa línea, argumentan que, para reducir esa dependencia, se debe hacer un uso más extendido de aranceles sobre las compras externas, bajo el supuesto de que a mediano plazo los agricultores conseguirán producir la cantidad de bienes necesarios para suplir la demanda interna.

Otros han señalado la inconveniencia de implementar medidas proteccionistas como la elevación de aranceles, en la medida en que, tanto en el corto como en el largo plazo, estas encarecen los precios de los alimentos lo cual reduce la capacidad adquisitiva de los hogares y afecta desproporcionadamente el consumo de los más pobres, le restan competitividad al aparato productivo y generan menor crecimiento económico. Y es que el actual repunte de inflación a nivel global ha revivido viejos debates sobre los lineamientos que debe tener la política comercial.

Los países no tienen la capacidad para producir todos los bienes que consumen, por lo que se especializan en la producción de bienes en los cuales tienen ventajas comparativas naturales o construidas en largos años con base en el desarrollo de conocimiento y tecnología, o lo más usual, una mezcla de las dos. Si lo hacen de manera eficiente logran que, por medio del comercio internacional, los consumidores accedan a mayor cantidad de productos a menores precios, logrando mayor seguridad alimentaria, a la vez que diversifica la oferta exportadora y se genera más riqueza.

La solución no está en cerrar nuestras puertas, sino en integrarnos al mercado global de forma eficiente y estratégica reconociendo la fragilidad de las cadenas de valor en momentos de crisis internacional. En este sentido, debemos buscar consensos en torno a la importancia de aprovechar las herramientas que nos dan acceso a los mercados internacionales de manera preferencial, aceptar un grado moderado de desviación de comercio vía los acuerdos comerciales subregionales que actúen como un seguro en épocas de crisis, a la vez que diversificamos nuestros vínculos comerciales. Ningún país se logra desarrollar sin comercio internacional.

Esto no riñe con el hecho de que se diseñen estrategias tendientes a fortalecer la producción local, y con ello, seamos menos vulnerables a futuros choques externos y locales que generen un alza sobre los precios.

HERNANDO JOSÉ GÓMEZ RESTREPO
presidenciaasobancaria@asobancaria.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes