Horacio Ayala Vela
Columnista

Los números de la pandemia y el IVA

Ojalá las cifras permitan mantener el optimismo entre nosotros, después del desinhibido viernes cultural.

Horacio Ayala Vela
POR:
Horacio Ayala Vela
octubre 05 de 2020
2020-10-05 10:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbebca4157.png

Como es apenas natural dentro de las circunstancias imperantes, el interés general se concentra en las estadísticas sobre los efectos de la pandemia, para la vida y para la economía, con la esperanza de que bajen las primeras y suban las segundas.

Sin embargo, a pesar de que casi todos los países han adoptado un patrón uniforme, que mide el número de contagios, las pruebas, los recuperados y los fallecimientos, hay dudas sobre los impactos reales.

Un reciente artículo de The Economist señala que las cifras oficiales tienden a subestimar el número de fallecimientos causados por el virus, porque muchos excluyen a quienes no han muerto en hospitales o no han resultado positivos.

Aún los más completos registros no cuentan las personas fallecidas que hubieran podido atenderse de no haber estado desbordados los hospitales. Concluye entonces, que una mejor manera de calcular los resultados es ponderando el exceso de mortalidad; es decir, la diferencia entre los fallecimientos actuales por cualquier causa y el promedio histórico para los mismos sitios y para las mismas épocas del año.

El cálculo de la publicación, para Europa, arroja resultados sustancialmente mayores que los oficiales, situación que es más notoria en los países pobres, por su menor capacidad para realizar pruebas y tratar a los pacientes.

En cuanto a las tendencias, ANIF, el reconocido centro colombiano de pensamiento, concluye que la situación no está empeorando, contrario a lo afirmado recientemente por el Presidente de la OMS, o, como sugerían algunos modelos epidemiológicos, que entre el 15 y el 20 por ciento de la población estaría contagiado en el verano.

Sustenta esta afirmación analizando el crecimiento de los contagios y ponderando hechos, como que, a pesar de que el virus está presente en muchos países, diez concentran cerca del setenta por ciento de los casos confirmados.

Para ANIF, en la segunda etapa, desde comienzos de marzo hasta mediados de abril, los casos diarios de contagio crecieron aproximadamente 29 por ciento, contra un crecimiento diez puntos inferior en la tercera etapa, medida hasta junio 15, a pesar de la expansión masiva en Estados Unidos, país con el mayor número de contagios.

Ojalá las cifras permitan mantener el optimismo entre nosotros, después del desinhibido viernes cultural, que rogamos no se convierta en una contaminación +IVA. Las noticias de los días posteriores no son alentadoras; la curva de contagios, la ocupación de camas en las UCI y los fallecimientos siguen creciendo, y es sabido que la violación de las medidas básicas de protección no arroja resultados de forma inmediata. Difícil entender por qué, cuando la curva de contagios del virus mantiene su tendencia creciente, el gobierno escogió el viernes anterior al día del padre para estimular aglomeraciones.

La exención del IVA está prevista desde la reforma tributaria de 2019 y otorga la facultad de elegir las fechas en cualquier momento, sin necesidad de un decreto especial.

Además de ignorar a los ciudadanos con cédula par (porque los tres días decretados son impares), se discrimina a los pobres sin tarjetas y se margina también a los setentones, despreciando su experiencia; seguro lo hubiéramos hecho mejor que los nuevones. ¡…Y pensar que todavía nos queda un día sin IVAn………!

Horacio Ayala Vela
Exdirector de la Dian.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes