close
close
Jorge Coronel López
Columnista

Euforia sin pulso social

BM y el pulso social del Dane desdicen la euforia del FMI, Emisor y gobierno, pues los hogares no perciben la recuperación que estos observan.

Jorge Coronel López
POR:
Jorge Coronel López
noviembre 08 de 2021
2021-11-08 10:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbf7c40a6d.png

El FMI estima que el crecimiento del PIB este año será 7,6%, mientras otros organismos han hecho pronósticos que van desde 5% hasta 9,8%, que es la reciente estimación del Banco de la República (BR). Dichas proyecciones han creado una euforia que contrasta con el pobre debate al respecto.

Las primeras decisiones tomadas sobre estos datos las ha hecho el BR, quien volvió a subir la tasa de interés de intervención de 2% a 2,5%, argumentando que percibe buena tendencia del PIB y un clima de recuperación. Sobre esta decisión, dijo el ministro de Hacienda: “estamos percibiendo una economía con tendencia de aceleramiento, incluso mucho mayor de lo que había proyectado y ese crecimiento requerirá un menor estímulo monetario por parte del Banco”.

A la par de la euforia, el Banco Mundial (BM) presentó su informe sobre desigualdad en Colombia. Empieza diciendo: “el país tiene uno de los niveles más altos de desigualdad de ingresos en el mundo; el segundo más alto entre 18 países de América Latina y el Caribe, y el más alto entre todos los países de la Ocde”. Adicionalmente, confirma la regresividad tributaria y la ineficiencia del gasto (BM, p.51), ratificando lo que muchos han dicho, entre ellos, las tres comisiones de expertos tributarios de los últimos 5 años.

Dice también que nos encontramos entre los países con mayor riesgo de cambio climático por la alta incidencia de lluvias, lo que desencadenará fenómenos naturales como inundaciones, sequías, avalanchas e incendios, que se agravarán por la actividad humana. Más que una advertencia, es un llamado a la acción, pues nadie puede negar que el cambio climático afectará la disponibilidad de agua y los ciclos de precipitaciones, lo cual provocará serios problemas debido a que el 70% de la energía generada proviene de hidroeléctricas.

Agrega el BM que “el cambio climático agravará la desigualdad en Colombia en ausencia de políticas compensatorias”, por ello recomienda ayudar a segmentos vulnerables de la población a adaptarse a los impactos climáticos.

Por otro lado, el Dane publicó los resultados del Pulso Social e informó que el 40% de los jefes de hogar consideran que su situación económica es peor con respecto a septiembre de 2020, mientras que el 43,6% dijo que su situación era igual.

Los mismos resultados revelaron que 7,2 millones de hogares consumían 3 comidas diarias antes de la pandemia, pero en septiembre pasado sólo 5,6 millones accedieron a las 3 comidas, es decir, 1,6 millones de hogares cayeron a 2 comidas diarias. Esto representa casi 6 millones de personas, casi la población del departamento de Antioquia.

Con estos resultados, la desigualdad del BM y el pulso social del Dane desdicen la euforia del FMI, BR y gobierno, pues los hogares no perciben la recuperación que estos observan. La fascinación por el PIB sigue ocultando problemas y pone en evidencia instituciones y gobiernos sin pulso social.

Jorge Coronel López
Economista y profesor universitario.
jcoronel2003@yahoo.es

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes