close
close
Jorge Restrepo

Estanflación a la colombiana

Para un aterrizaje suave ... es revisar cada sector del gasto público para recortar y reducir los subsidios que pagamos los que no los necesitan.

Jorge Restrepo
POR:
Jorge Restrepo
julio 06 de 2022
2022-07-06 07:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/20/62602d559bf34.jpeg

La economía está desestabilizada y hay riesgo de que se descuaderne. El consumo de hogares, gobierno y empresas aumenta sin freno. El crédito crece a más de 16% anual sin señal de moderación. La inversión sigue aumentando pese a las voces incómodas de quienes vemos incertidumbre. Las exportaciones crecen sin parar y no sólo por los precios récord de café, cacao, petróleo y carbón, sino por la bonanza agroexportadora.

Con tal euforia no hay manera de mantener los precios: lo que se vende caro afuera no hay porqué venderlo a menor precio aquí. La inflación de precios al consumidor, llegó para quedarse alta. Los costos de los insumos que pagan las empresas crecen 32% al año, erosionando los dividendos que quieren obligar a repartir además de seguir pagando doble tributo.

No podemos seguir pagando este creciente consumo al debe pues la deuda cada vez nos cuesta más: la tasa de interés que hoy paga la economía colombiana ya supera la que paga Brasil, un país que casi no crece y con severos líos políticos.

El Banco de la República acaba de hacer lo que le correspondía para moderar y por fortuna el gobierno entrante no ha interferido. Pero no será suficiente con que el Banco estruje más duro hasta alcanzar por fin tasas de interés mayores a la inflación y así poner rienda al consumo.

Además de callar, se necesita que el gobierno ayude: que el gobierno nacional revise el gasto para gastar menos, de lo contrario, seguiremos perdiendo hojas hasta descuadernarnos.

El próximo gobierno deberá responder al reclamo de inclusión social, y hasta podría llegar a aliviar el hambre. Lo que le resultará difícil será lograr financiar también los mayores salarios, lo que cuesta servir los intereses de los grupos que lo llevaron al poder, las pensiones sin mirar necesidad, la estatización de las empresas de servicios sociales y la costosa reforma rural integral.

La inversión pública para el desarrollo productivo que buscará hacer el próximo gobierno difícilmente podrá tener una rentabilidad superior al 8% anual en dólares que hoy en día paga la Nación por el crédito a largo plazo. No habrá quién preste para eso, con la credibilidad y confianza que tiene hoy el gobierno que entra.

El problema no es exógeno, como dijo un improvidente, es macro-económico. La única esperanza para un aterrizaje suave, que nos permita seguir creciendo de manera sostenida al tiempo que se paga el ambicioso programa de gasto es revisar cada sector del gasto público para recortar y reducir los subsidios que pagamos los que no los necesitan.

Sin esa revisión y recortes viviremos desde el 2023 con lento crecimiento, aspiraciones frustradas y con alta inflación: una estanflación a la colombiana, arriesgando un verdadero estallido del volcán.

JORGE RESTREPO
Profesor de economía de la Universidad Javeriana
Twitter: @jorgearestrepo

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes