close
close
Jorge Restrepo

Los errores que la izquierda puede evitar

Con el Acuerdo Nacional está en camino de contar con una coalición estable con mayoría para pasar leyes de hondo calado reformista...

Jorge Restrepo
POR:
Jorge Restrepo
junio 23 de 2022
2022-06-23 02:15 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/20/62602d559bf34.jpeg

No sólo tendremos un gobierno de izquierda, por primera vez desde 1930, sino que tendremos un gobierno de izquierda con poder de reforma.

El Pacto Histórico ganó el Gobierno Nacional, cuenta con la mayor bancada en el Senado y la segunda mayor en la Cámara de Representantes. Es probable que logre la presidencia del Congreso y de comisiones clave, y con el Acuerdo Nacional está en camino de contar con una coalición estable con mayoría para pasar leyes de hondo calado reformista.

Es la oportunidad del siglo, y para aprovecharla conviene no cometer errores.
El primero es la indisciplina fiscal. El encarecimiento del crédito, por la desconfianza en un gobierno sin experiencia y la subida internacional de las tasas de interés, impone condiciones cada vez más difíciles para financiar con deuda el ambicioso programa de gasto público del Pacto Histórico.

El segundo error a evitar, es el sesgo anti-empresa que ha caracterizado la carrera política del presidente electo y de varios de los parlamentarios del Pacto: las empresas son aliadas en el desarrollo, no adversarias, mucho menos enemigas.

Cobrar impuestos a empresas o sectores de la economía con selectividad, por ejemplo, no sólo es contrario a la Constitución, sino que muestra una intención vengativa que el presidente electo prometió en su discurso de victoria que no guiaría su gobierno; que un sector como el financiero, por ejemplo, tenga una tasa de impuestos más alta que los demás es injusto y desestimula el desarrollo, encareciendo del crédito.

Tercer error: vulnerar la independencia del Banco de la República, por lo que se deben evitar propuestas de reforma al Banco, o declaraciones sobre política monetaria, cambiaria o del crédito. Esos son asuntos de la Junta del Banco, no del Presidente o sus ministros. Para construir confianza, mejor abandonar de una vez ideas descabelladas como la de “cambiar la cartilla”, una junta sectorial, emitir para gastar o liquidar reservas internacionales para financiar el gasto del Gobierno.

Cuarto error evitable, dar subsidios sin condición y sin focalizar. El objetivo: que nadie sin necesidad o que no esté en condición de pobreza reciba un subsidio del Estado: ni en pensiones, ni en combustibles, ni en educación, ni en apoyo al ingreso.

El proteccionismo: subir aranceles no sólo aumentaría la inflación, sino que dispararía la pobreza y esterilizaría el sector agrícola, nos traería inseguridad alimentaria y llevaría a la pérdida de soberanía alimenticia.

Mantener el dogma de la capacidad estatal: suponer que el Estado lo puede hacer y lo puede hacer bien es confiar en un dirigismo ingenuo; el tiro llega fácil a la incompetencia y después de carambola se encuentra con la corrupción.

El alcabalismo ingenuo: creer que cobrar impuestos es tan fácil como eliminar exenciones. Por último, y lo más importante: no cambiar las reglas constitucionales, ninguna, en favor de su propio grupo político. Mejor una izquierda liberal.

JORGE RESTREPO
Profesor de la Universidad Javeriana
Twitter: @jorgearestrepo

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes