Juan Carlos Quintero Calderón
Columnista

Los entornos turbulentos

Curiosa y erradamente, pretendemos que nuestra empresa transite en línea recta evitando las curvas.

Juan Carlos Quintero Calderón
POR:
Juan Carlos Quintero Calderón
abril 28 de 2021
2021-04-28 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb3b2f167a7.png

Quiero invitarte a poner tu imaginación a prueba y asume el rol de conducir un vehículo en los siguientes trayectos.

En el primero, tienes una ruta con infinidad de curvas; tipo el Alto de la Línea o Pescadero en la geografía colombiana que ponen a prueba tu destreza al volante.

Luego, entras en una ruta en línea recta, tan larga, que puedes disfrutar de la sensación de velocidad y sentirte más cómodo. Ahora, ¿En cuál de los dos trayectos prefieres conducir?

Permítame hacerte la siguiente reflexión, anticipándome a tu respuesta: La mayor cantidad de accidentes viales se presenta en trayectos en línea recta, pues, es donde la gente abusa de la velocidad y tiene a quedarse dormida, contrario a una carretera serpenteante que te mantiene atento todo el camino.

Curiosa y erradamente, pretendemos que nuestra empresa transite en línea recta evitando las curvas, ojo, siendo las curvas un símil del entorno del que desconocemos su comportamiento, pues, no es gobernable, o son las bien ponderadas variables exógenas, que desde épocas milenarias se han mencionado como objeto de atención.

En la obra: El romance de los tres reinos, Luo Guanzhong, menciona “El que sabe leer las señales en determinados momentos es un héroe” y en el Arte de la Guerra o Sun Tzu, invitan a monitorear la política, el clima y el terreno en el que se compite.

Hoy, en un entorno globalmente cambiante las 24 horas, los resultados del negocio tienden a tener una correlación directa con la capacidad que tengan los ejecutivos, independientemente, de su posición jerárquica, de leer las señales del entorno para evitar dormirse, en un entorno que ahora es llamado “VUCA” una herramienta empresarial tomada del ámbito militar, como muchas otras, incluyendo la Internet, que empezó a ser utilizada al finalizar la guerra fría.

Este acrónimo significa en español: Volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, palabras que ejemplifican los desafíos que deben enfrentar las personas que están al frente de las organizaciones logrando moldear esas tradicionales estructuras a las demandas actuales del mercado, siendo esa facultad, el factor fundamental para enfrentar el cambio y los retos que deben asumir las marcas para mantenerse vigentes.

Así que la invitación es a informarse para que no llegue el momento en el que reaccionar lo tome desprevenido y sin recursos, sino con datos reales con los que pueda tomar decisiones más acertadas.

Recuerdo que cuando asesorábamos la empresa más grande del país en la categoría de bebidas alcohólicas, se cuestionaba la fuerza comercial porque las metas de ventas en clima cálido no se lograban, pues, ellos le atribuían a la lluvia esa situación, y para los analistas era algo inconcebible.

Así que si quieres estar preparado para entornos turbulentos prepárate para gerenciar comprendiendo el territorio y no, simplemente, analizando una hoja de Excel.

Juan Carlos Quintero
Ideólogo de la felicidad del cliente.
juancquinteroc1@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes