close
close
Juan Carlos Suarez
análisis

Las sumas y restas que se presentaron en el 2020

La optimización de recursos y el control de nuestros gastos también fue una lección que sumo al maduramiento de muchos proyectos en el país.

Juan Carlos Suarez
POR:
Juan Carlos Suarez
enero 13 de 2021
2021-01-13 09:00 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2020/11/05/5fa4740a29123.png

Durante gran tiempo de mi vida profesional me he dedicado a conocer el tema de la contabilidad (aunque no soy contador) con el fin de facilitar la vida del empresario, que, como muchos de nosotros, busca soluciones intuitivas para tener el control de su empresa, durante todo este tiempo, he aprendido que la contabilidad se resume en débitos y créditos, es decir, sumas y restas sobre el dinero que recibimos y el que pagamos. Por eso, con ese concepto en mente, revise las sumas y restas que nos trajo este 2020 para los pequeños empresarios y emprendedores de Colombia.

RESTAS

Sin ninguna duda, el estancamiento económico y el cierre de empresas es indiscutible la mayor resta de todas. El desempleo y la incertidumbre sobre cómo mantener a flote los negocios han sido el diario vivir. Igualmente, el difícil acceso a la financiación fue una constante que restó a la situación de los pequeños empresarios y, especialmente, a los emprendedores. Algunas iniciativas que recién inician su camino dependen de la inversión externa para consolidar sus proyectos y, en el contexto de la pandemia, pocos inversores tenían garantías para poner su dinero en un algún proyecto.

Por último, nuestra calidad de vida, sí, aunque nos centramos en los efectos económicos, la forma en que vivimos se ha visto afectada por el constante encierro y las restricciones impuestas. Las personas somos animales sociales y nuestra salud mental requiere de la socialización constante.

SUMAS

Aunque suene al término más trillado de todo el 2020, reinventarnos fue la gran suma. Olvidémonos un momento de las consecuencias negativas del año pasado y pensemos que nacieron cientos y miles de iniciativas que brindaron soluciones rápidas a necesidades que surgieron de un momento a otro. Todo el mundo repensó su empresa, encontrando que podían ampliar su Core de negocio.

Con la reinvención, igualmente la masificación del uso de la tecnología para los negocios fue una gran suma que, sin ninguna duda, va a permanecer de aquí en adelante. El crecimiento de las ventas a través de portales web, el uso de aplicaciones para comunicarse, presencia digital en redes y otras muchas acciones demostraron que el mundo virtual presenta grandes beneficios para los empresarios respecto a la gestión de su negocio y la apertura de nuevos mercados.

La optimización de recursos y el control de nuestros gastos también fue una lección que sumo al maduramiento de muchos proyectos en el país. Cada negocio se dio cuenta de cuáles son los procesos necesarios en su negocio para funcionar y cuáles no fueron tan relevantes y, por tanto, susceptibles de ser recortados para mejorar los indicadores. Al mismo tiempo, en esta optimización, los empresarios se dieron cuenta de que mantener el control de su dinero es fundamental, porque hay que saber cómo son los flujos de caja y cómo operar cumpliendo a sus obligaciones.

Juan Carlos Suárez
CEO de Q.enta

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes