Juan Manuel Ramirez M.
columnista

Ciudades inteligentes contra el covid-19

Hay que transformar digitalmente la capacidad de hallar soluciones a las problemáticas que afectan a la gente, para salir bien de este momento. 

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
mayo 14 de 2020
2020-05-14 11:19 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Una lección sin precedentes le dio Medellín al país y a buena parte de América Latina en relación con su capacidad para aprovechar el uso de la tecnología con el propósito de iniciar la reapertura económica, garantizando la protección de la ciudadanía en medio de la pandemia del covid-19.

El alcalde, Daniel Quintero, implementó una plataforma digital soportada en inteligencia artificial que permitió procesar los registros de empresas y ciudadanos que requieren salir a las calles para seguir sus actividades económicas. En pocos días se recibieron más de 60.000 solicitudes, de las cuales la mitad cumplieron los requisitos.

Ese hecho no sucedió simplemente porque en 15 días se haya decidido hacer uso de la tecnología para lograr ese buen resultado sino que es consecuencia de un ejercicio de planeación desde el programa mismo de gobierno en el que se contemplaron todas las medidas para convertir a la capital antioqueña en un Valle del Software durante los próximos cuatro años. Lo anterior quiere decir que la ciudad le apunta a liderar una transformación educativa que permita preparar a su gente para aprovechar la Cuarta Revolución Industrial. En el camino apareció la pandemia y lo que se hizo fue acelerar la capacidad de apropiar la tecnología para enfrentar esta coyuntura.

Mucho pueden aprender el resto de ciudades del país de este ejemplo si de evitar más contagios se trata, en medio de la presión por reabrir el comercio y en general las actividades económicas. Hay que recordar que una ciudad inteligente es aquella que a través de la economía digital contribuye a resolver sus principales problemáticas, tales como movilidad, desempleo o inseguridad.

En términos generales, hay seis aspectos que definen el alcance de una ciudad inteligente en términos de acciones soportadas en el uso de la tecnología: impulso a la economía, mejoramiento en la movilidad, protección del medioambiente, acceso de la población a servicios públicos, impacto positivo en la calidad de vida y transparencia junto con eficiencia de la administración.

Muy probablemente muchas otras ciudades seguirán el ejemplo de la capital antioqueña con soluciones similares a las que allí se están implementando, tales como cámaras con medición de temperatura para zonas de alto tráfico o sistemas de identificación biométrica portados por las autoridades para facilitar el control preventivo a la ciudadanía. Con tecnología será la única forma en que, al menos las principales ciudades del país, logren reactivar la dinámica del comercio sin afectar negativamente las cifras de contagiados, en un momento en el que está visto no se ha llegado al pico de la pandemia y en el que los analistas se muestran muy pesimistas en relación con los efectos devastadores sobre la economía.

Este desafío al que nos enfrentamos como ciudadanos y empresas nos obligó a digitalizarnos en tiempo récord y las ciudades no pueden ser ajenas a esta realidad. Es el momento de transformar digitalmente la capacidad de encontrar soluciones a las diversas problemáticas que afectan a la ciudadanía y salir triunfantes de uno de los momentos más complejos de la historia reciente.

Juan Manuel Ramírez
CEO de Innobrand
j@egonomista.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes