close
close
Juan Manuel Ramirez M.
columnista

El boom de los Bitcoins

China tiene prohibidas todo tipo de transacciones en criptomonedas por considerarlas monedas virtuales ilegales que alteran el orden económico. 

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
noviembre 11 de 2021
2021-11-11 10:32 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Si usted hace 13 años hubiera comprado un Bitcoin, la moneda digital o criptomoneda que está en auge por estos días, a los 5 dólares que costaba en esa época, hoy tendría algo así como unos 67.000 dólares o alrededor de 251 millones de pesos. Una inversión explosiva en rentabilidad que, en todo caso, ha sido de los activos más volátiles de los cuales se tenga registro en la historia reciente. Y es que ha sido una revolución digital en los sistemas de intercambio la llegada de las criptomonedas al mundo real.

El sistema de creencias de occidente, como lo indica el economista Bruno Theret, ha inculcado que las monedas gozan de algún respaldo, legitimidad ante los usuarios por su uso y representan la identidad de una nación; de ahí tantos críticos que han prendido las alarmas sobre la fiebre de los Bitcoins.

Sin embargo, los hechos demuestran que lejos de la preocupación por su alta volatilidad, las criptomonedas empezaron a ganarse un espacio entre personas, gobiernos y empresas que decidieron apropiarlas para sus actividades. Esta semana la proptech La Haus anunció que sus usuarios podrán comprar vivienda en México con Bitcoins, el alcalde electo de Nueva York, Eric Adams, pidió que su salario se pague en esa moneda digital y además anunció la creación de una criptomoneda local, El Salvador oficializó al Bitcoin como una de sus monedas de curso legal con la participación del banco central en las transacciones y en Colombia la Superintendencia Financiera avanza en un piloto de reglamentación mediante una alianza entre nueve bancos e igual número de plataformas de criptomonedas para permitir operaciones en el país.

Ahora bien, no todo es optimismo. China tiene prohibidas todo tipo de transacciones en criptomonedas por considerarlas monedas virtuales ilegales que alteran el orden económico y financiero y de la misma forma lo acaba de anunciar el Consejo Religioso de Indonesia que considera que los Bitcoins están prohibidos por los principios del Islam y rechazó el uso de este sistema de intercambio entre la comunidad musulmana.

Hay que recordar que han surgido además criptomonedas que no fueron más que una estafa, como el caso de Squid, la moneda digital inspirada en la serie de Netflix, El Juego del Calamar, que recaudó varios millones de dólares sin posibilidad de retiro para sus usuarios y luego desocupó los estantes para dejarlos en ceros como las ilusiones de sus inversionistas.Y aunque no se puede decir que los Bitcoins desplazarán a las monedas tradicionales, al menos en el corto plazo, sí continuarán ganando terreno en la medida que mantengan su globalidad y que los usuarios habiten, cada vez más, en el mundo digital. Esto último por supuesto tiene todas las probabilidades en la era del metaverso.

Juan Manuel Ramírez M.
Profesor de la Universidad del Rosario
j@egonomista.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes