Juan Manuel Ramirez M.
Columnista

‘Mea culpa’ digital

El concejal Carlos Galán le propuso a la clase política el reto de expresar en redes sociales aspectos sobre los cuáles pudieran arrepentirse.

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
junio 03 de 2021
2021-06-03 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Esta semana conversé con el presidente Iván Duque sobre cómo la economía digital, la innovación y el emprendimiento podrían contribuir a superar las históricas brechas sociales y a propósito del paro nacional que cumplió 30 días y en el que los jóvenes han sido protagonistas.

Durante la charla, el mandatario nos sorprendió a todos con un “mea culpa” sobre lo que él considera pudo ser un diálogo más cercano y directo con los jóvenes; además les pidió disculpas y reconoció que se debió “hacer mucho más”, en lo transcurrido de su gobierno, en cuanto a fortalecer esa comunicación con las juventudes.

También recordó que pese a ser un mandatario joven, la población entre los 18 y los 28 años no lo acompañó mayoritariamente; eso sí se comprometió a que en los 14 meses que le quedan hará lo posible para ponerse al día con esa deuda histórica pero heredada que la sociedad tiene con las nuevas generaciones en materia de empleo, educación, emprendimiento y tantos otros campos que son determinantes para el futuro.

Y más allá de que el hecho se convirtiera en tendencia y lograra la atención de los medios, lo cierto es que ese “mea culpa” es simbólico en estos tiempos de intolerancia y agresividad desde las opiniones.

Recordemos que apenas hace unos días el concejal Carlos Galán le propuso a la clase política el reto de expresar en redes sociales aspectos sobre los cuáles pudieran arrepentirse en medio de la tempestad que vive el país.

Hasta donde se conoce, solo Humberto de la Calle aceptó el desafío e hizo su “mea culpa'' a través de canales digitales. El hecho más allá de liberador, es un primer acto de humildad que facilita la reconciliación con la ciudadanía en un momento en el que los electores se sienten defraudados por parte de instituciones y el establecimiento que hay que reconocer incluye a corporaciones y medios de comunicación (no solamente al Gobierno).

La cuestión es que en las redes sociales hay tres tipos de comportamientos atípico del mundo político: uno primero tiene que ver con publicaciones que abogan por ofrecer una verdad absoluta sin posibilidad de debate y con plena intención de irrespeto a quien piense diferente; la segunda tiene que ver con las noticias falsas que lo que buscan es alimentar el deseo de convertir en verdadero algo que no lo es o simplemente lanzar un hecho no cierto para desinformar a propósito.

Y finalmente una que se ha puesto de moda, para el mundo político, que consiste en proponer cosas que de manera consciente se sabe no se podrán cumplir, pero lo importante es cautivar a la audiencia.

En cualquiera de los tres casos la solución pasa por la educación, la cultura digital y una enorme conciencia frente al hecho de que los delitos en lo presencial no se acaban en lo digital. Parte de ese contexto será la agenda los próximos años.


Juan Manuel Ramírez
CEO de Innobrand / j@egonomista.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes