Juan Manuel Ramirez M.
Columnista

Nuevo debate digital

Otro de los temas que se ha puesto sobre la mesa ha sido el teletrabajo, una modalidad que desde el 2010 se ha intentado reglamentar sin éxito.

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
junio 11 de 2020
2020-06-11 10:16 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

La pandemia aceleró la necesidad de estar conectados al mundo digital y puso en evidencia los debates que estaban pensados para los próximos años pero que se anticiparon trazando enormes desafíos para empresas y gobiernos. En la agenda está la privacidad de la información suministrada a las aplicaciones móviles, la reglamentación del teletrabajo y el trabajo en casa, el reemplazo de empleos por robots, la transformación digital de la banca y los incentivos para llevar conectividad a las zonas más apartadas del territorio.

El primero de los debates ha cobrado relevancia en Colombia luego de que varias de las ciudades más importantes decidieran echar mano de sofisticadas aplicaciones para recopilar información ciudadana sobre sus síntomas y cotidianidades en forma preventiva. Las quejas no se han hecho esperar y los entes de control anunciaron investigaciones para determinar el nivel de protección de la gente en relación con el manejo de la información. Igual sucedió luego de que plataformas de videollamadas como Zoom se dispararan en consumo y la Superintendencia de Industria y Comercio advirtiera del riesgo de los datos de los usuarios.

Otro de los temas que se ha puesto sobre la mesa ha sido el teletrabajo, una modalidad que desde el 2010 se ha intentado reglamentar sin éxito y que luego del aislamiento preventivo se convirtió en la salvación para las empresas. Las organizaciones nunca se prepararon para cumplir con los requisitos mínimos de esta forma de trabajar y se vieron obligados a implementar una alternativa transitoria denominada trabajo en casa. Ahora las compañías pueden llevar a cabo sus actividades con la gente conectada desde sus hogares pero sin las obligaciones que estipula el teletrabajo en materia de protección del trabajador.

Y entonces aparece otro debate que ya estaba advertido por el Foro Económico Mundial cuando empezó a hablar de la Cuarta Revolución Industrial. Se trata de la eliminación de empleos que quedó en evidencia luego de que Microsoft anunciara hace un par de semanas el despido de cientos de periodistas de su sistema de noticias para reemplazarlos por robots que harían el trabajo de seleccionar las mejores publicaciones para llevar a cabo esa actividad y ahorrar costos. Es probable que esa medida se extienda a otros procesos de la compañía que también son susceptibles de automatización.

La banca también ha hecho lo propio en medio de la actual coyuntura y ha llevado a cabo un proceso de transformación digital sin precedentes permitiéndole al usuario hacer todo desde casa sin tener que visitar una sucursal. Un aspecto reclamado por los clientes y que de no ser por la pandemia se hubiera demorado algunos años. Y queda un sexto debate relacionado con las implicaciones éticas de la modificación genética en humanos. No está lejos el momento en el que usted podrá decidir sobre qué rasgos físicos quiere que tenga su hijo o qué habilidades prefiere que desarrolle. Una regulación visionaria que se anticipe a todos estos debates será la clave para que la sociedad se enfrente menos y aproveche los avances de la ciencia.

Juan Manuel Ramírez
CEO de Innobrand
ibaweb@hotmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes