close
close
Juan Manuel Ramirez M.
Columnista

Platonicidad 4.0

El próximo Presidente, sea hombre o mujer, no puede ser análogo ni distante de lo que representa la economía digital para América Latina. 

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
abril 07 de 2022
2022-04-07 09:47 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Nassim Nicholas Taleb habla en su libro El cisne negro sobre el sesgo mental que tienen algunas personas al creer que entienden un tema más de lo que realmente lo conocen. “Confiamos demasiado en lo que sabemos más que en lo que no sabemos”, concluye.

Esa visión, denominada platonicidad, es la que convierte a todo el mundo en experto en pensiones, trabajo remoto, procesos de paz, reglamentaciones de plataformas digitales y hasta en guerras como la de Ucrania y Rusia. Hay un síndrome del especialista en el que cada persona saca conclusiones y opina motivado más por sus emociones que por su conocimiento.Y algo similar está sucediendo con los candidatos presidenciales que no solamente han destinado una parte muy mínima a la revolución digital que vive el mundo en sus programas de gobierno sino que además están hablando poco y sin mayor conocimiento sobre conectividad, apropiación digital de la ciudadanía frente a las herramientas tecnológicas y transformación digital de los sectores productivos y del Estado. Tienen la culpa también quienes moderan los debates presidenciales que poco preguntan, mucho menos cuestionan, sobre estos temas. Como si la agenda 4.0 no hiciera parte de la cotidianidad diaria de todos sin excepción.

No es posible hablar de una reforma a la justicia sin justicia digital, ni de lucha contra la corrupción sin implementación del blockchain en los procesos de contratación o del voto electrónico, mucho menos de modernización del Estado sin interoperabilidad o de consolidación de la democracia sin ciudadanía digital. Obviamente no se puede hablar de nada de lo anterior sin conectividad o mejor dicho, sin llevar Internet de calidad a todo el territorio colombiano.

Pero el reclamo de esta columna no es simplemente referirse al tema porque esa es precisamente la platonicidad 4.0 en la que estamos. La mayoría de los candidatos quiere conectividad, todos quieren reglamentar las plataformas de movilidad, la mayoría le apuntan al fortalecimiento del talento TIC, prácticamente todos hablan de tener un Estado moderno y eficiente con trámites digitales. Todos están de acuerdo en la importancia de la agenda 4.0. El problema es que nadie propone la manera de hacerlo y por ende no pasan en las conversaciones de afirmaciones generalistas y optimistas sobre el futuro.

El próximo Presidente de la República, sea hombre o mujer, no puede ser análogo ni distante de lo que representa la economía digital para América Latina.

Estamos ante la oportunidad de romper las brechas sociales, hackear el desempleo juvenil, consolidar ese crecimiento del emprendimiento de base tecnológica en el que avanza Colombia y generar ingresos para los más vulnerables, pero sobre todo de saldar esa deuda que queda en conectividad, regulación y modernización del Estado.

Juan Manuel Ramírez M. 
Profesor adjunto Universidad del Rosario
j@egonomista.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes