Juan Manuel Ramirez M.
Columnista

Regreso a las oficinas

Lo más probable es que se combine un modelo híbrido en el cual empleadores y empleados acuerden un porcentaje mínimo a la semana de presencialidad.

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
junio 24 de 2021
2021-06-24 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Ahora que los planes de vacunación para la covid-19 avanzan en el mundo y que la reactivación económica junto con la reapertura del comercio se convirtió en mecanismo de sobrevivencia para anticiparse al desespero natural de la ciudadanía por el desempleo, la disminución de ingresos y la falta de oportunidades, el dilema de los empleadores gira en torno a si volver o no a las oficinas.

Claramente hay un porcentaje creciente de empleados que están a gusto trabajando desde casa y que han encontrado diferentes razones para continuar en esta modalidad, entre las que se destacan mayor productividad, más tiempo para su familia, ahorrar tiempos de desplazamiento, disminución del estrés y, en términos generales, una mejor calidad de vida.

El asunto es tan complejo que en algunos países las personas han retornado a sus ciudades de origen o se han desplazado a regiones donde la vida es más tranquila con costos de vida inferiores a los lugares de trabajo.

En Estados Unidos, por ejemplo, se ha registrado una fuga masiva de residentes de la zona tecnológica de San Francisco (mejor conocida como Silicon Valley) o de la zona financiera de Nueva York (Wall Street) hacia ciudades como Miami y Orlando, en la Florida, donde los precios de los alquileres son considerablemente más competitivos y en las que el ritmo de vida es muy distinto al ruido de la metrópolis. Colombia no ha sido la excepción a esta tendencia.

Empleados y estudiantes se han desplazado desde Bogotá a diferentes ciudades intermedias desde donde se conectan de manera virtual para continuar con sus actividades y ahorran recursos de alquileres de vivienda, desplazamiento y alimentación.

Hay que recordar los casos recientes protagonizados por el CEO de Apple, Tim Cook, el CEO de Google, Sundar Pichai y el director ejecutivo de Morgan Stanley, James Gorman, quienes anunciaron el retorno de sus empleados a las oficinas. De hecho, este último pronunció recientemente una frase que causó polémica en los medios: “Si pueden ir a un restaurante en Nueva York pueden ir a la oficina”.

Una encuesta en Estados Unidos mostró que el 44 por ciento de las personas que trabajaban desde casa en enero de 2021 querían continuar con ese esquema porque les beneficiaba; el 39 por ciento respondió que preferían volver a la oficina y el 17 por ciento dijo querer seguir trabajando remotamente debido al coronavirus.

¿Qué sucederá entonces en los próximos meses? Lo más probable es que se combine un modelo híbrido en el cual empleadores y empleados acuerden un porcentaje mínimo a la semana de presencialidad y trabajo remoto, profundizando un esquema de resultados.

De lo contrario será muy difícil retener el talento de las compañías en un momento en el que cada vez existe un mayor número de empresas y colaboradores que optan por la virtualidad.

Juan Manuel Ramírez
CEO de Innobrand / j@egonomista.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes