Juan Manuel Ramirez M.
Columnista

Robledo, taxistas y plataformas

Para Colombia resulta injusto condenar a los usuarios a no tener más que otra alternativa que soportar que no lo quieran llevar a su destino.

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
marzo 04 de 2021
2021-03-04 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Esta semana, en conversación con el senador Jorge Enrique Robledo me dijo que no está de acuerdo con reglamentar las plataformas de movilidad que funcionan en Colombia, como Didi, Uber, Cabify o Beat, porque considera que en cualquiera de los casos es apoyar la ilegalidad.

Al legislador le resultan insuficientes argumentos como que la oferta de taxis no sea la necesaria para atender la demanda de usuarios (sobre todo en horas pico), una parte del servicio de “amarillos” es públicamente deficiente, la falta de adaptación a las plataformas digitales es evidente y hasta la creciente generación de ingresos para más de 200.000 familias (hay todo tipo de conductores: jóvenes, madres cabeza de hogar, excombatientes, etc).

Contrario a lo señalado por Robledo, las plataformas de movilidad (asociadas en el gremio Alianza IN) expresaron públicamente su respaldo a una reglamentación urgente en el Congreso de la República que permita “nivelar la cancha” del sector transporte y establecer reglas claras de funcionamiento de una vez por todas.

La iniciativa que cursa en el Congreso reunió seis proyectos de ley en uno solo (incluido el del senador Robledo) que apuntaban a ese propósito y contempla medidas relacionadas con las pólizas, la seguridad social, los impuestos entre taxistas y conductores de particulares, funcionamiento de tarifas fijas o variables, garantías para los usuarios y hasta el uso de vehículos de modelos recientes.

Una reglamentación inteligente es la nueva perspectiva que tienen los reguladores y legisladores en el mundo para sortear los debates de la Cuarta Revolución Industrial que tienen en vilo a medios de comunicación frente a la publicidad digital de redes sociales y buscadores, plataformas de alquiler de espacios y agencias de viajes, canales tradicionales y aplicaciones de streaming y, por estos días, movilidad con sectores tradicionales de transporte. Si en la mitad se encuentra el usuario que legitima un servicio que hace bien a su calidad de vida, no existe otro camino que establecer reglas claras de funcionamiento.

Para Colombia resulta injusto condenar a los usuarios a no tener más que otra alternativa que soportar que no lo quieran llevar a su destino, que sea prácticamente imposible conseguir un taxi a ciertas horas del día o que tenga como única opción optar por uno de los buses que, desafortunadamente, andan repletos de pasajeros cuando tiene la posibilidad de pagar por otro tipo de servicio.

Ojalá que en el Legislativo se haga un debate serio, urgente y sin mezquindades porque estamos en un año electoral y al sector transporte suelen utilizarlo los políticos para obtener réditos electorales. Pasará el 2021 y veremos de qué manera Colombia avanza su camino hacia el Silicon Valley.

Juan Manuel Ramírez M.
CEO de Innobrand / Correo: j@egonomista.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes