Juan Pablo Córdoba
Columnista

Traslados exprés

Si el Congreso quiere realmente contribuir de manera sincera en el debate, podría invitar a que se haga la reforma pensional que necesita el país.

Juan Pablo Córdoba
POR:
Juan Pablo Córdoba
septiembre 10 de 2020
2020-09-09 09:31 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7bbc648a9e.png

No se entiende por qué la insistencia del Congreso de la República con la figura de los traslados exprés al régimen pensional público.

Ya el Gobierno manifestó lo inconveniente de la iniciativa y ha dicho públicamente que no dará su aval a este proyecto. Igualmente ha habido muchas voces de expertos en la materia que se han pronunciado en contra de la iniciativa.

La propuesta de traslados exprés abriría la posibilidad para que personas que ya no cumplen con los requisitos para cambiarse de régimen pensional, puedan hacerlo durante un tiempo.

Gracias a esta nueva ley, a unas personas se les abriría la posibilidad de acceder a subsidios a los que hoy no tienen derecho pero que claramente los beneficiaría. El tema que se debe denunciar aquí es que con esta propuesta realmente se le estaría permitiendo a personas de ingresos relativamente altos acceder a los subsidios pensionales que otorga el Régimen de Prima Media (RPM).

En la discusión pública se da a entender que se estaría beneficiando a personas de bajos ingresos pero la realidad es otra. Cerca del 80% de los trabajadores, desafortunadamente, no llega a cumplir los requisitos para obtener una pensión.
Del 20% que sí cumple, el 76% termina pensionándose con una mesada de salario mínimo que es subsidiada tanto en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS) como en el de Prima Media, o sea que no se beneficiarían del traslado.

De lo anterior se deriva que realmente con este proyecto de ley se estaría beneficiando al 4,8% de los trabajadores que podrían aspirar a recibir una pensión superior a un salario mínimo y, que de obtenerla en el RPM, podrían recibir adicionalmente un subsidio equivalente al 50% o más del valor de su pensión.

Es decir que con los traslados exprés, se le estaría otorgando un regalo equivalente al 50% de la pensión a los trabajadores de mayores ingresos que, además, ya saben que van a lograr cumplir los requisitos de pensión.

Para encubrir el verdadero propósito del proyecto de ley, el argumento que se esgrime es que las personas que se quieren trasladar estuvieron mal asesoradas y están buscando que los jueces sean quienes les autoricen el traslado. Se quiere hacer creer que esta es una loable iniciativa de descongestión judicial que además, corrige un problema de mala asesoría a personas de bajos ingresos.

Este es otro ejemplo de Robin Hood al revés de la política pública colombiana; solo que quienes pagamos la cuenta somos los contribuyentes.

Si el Congreso quiere realmente contribuir de manera sincera en el debate pensional, podría invitar a que se haga la reforma pensional que necesita el país. Esta debería unificar los dos regímenes que tenemos, eliminar los subsidios regresivos para personas de altos ingresos que hoy tiene el RPM administrado por Colpensiones y asegurar que el sistema pensional realmente cubra a todos los trabajadores colombianos y no solo al 20%, como sucede en la actualidad, y que no soluciona la propuesta de traslados exprés.

Juan Pablo Córdoba Garcés
Presidente de la Bolsa  de Valores de Colombia

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes