León Teicher
Columnista

Cómo resolver la migración venezolana

Para Colombia, su Gobierno y su pueblo, este aluvión de inmigrantes, la mayor parte de ellos pobres y sin trabajo, es un serio problema.

León Teicher
POR:
León Teicher
agosto 07 de 2019
2019-08-07 05:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc243c64c9.png

El Gobierno y los medios colombianos calculan que hay más de un millón cuatrocientos mil venezolanos residiendo en Colombia, habiendo huido de Venezuela desesperados por el hambre, la falta de medicinas y atención médica, los apagones y la persecución política.

Según un cálculo de la ONU, divulgado en junio pasado, unos cuatro millones de personas han abandonado Venezuela desde finales del 2015. Los que no están en Colombia han transitado nuestro país camino a Perú, Chile y otros países, o, arriesgando más, cruzaron la selvática frontera oriental con Brasil o se lanzaron al mar en precarias embarcaciones.

Para Colombia, su Gobierno y su pueblo, este aluvión de inmigrantes, la mayor parte de ellos pobres y sin trabajo, es un serio problema.

Afortunadamente hemos adoptado la actitud correcta, de solidaridad con el pueblo hermano y de, en la medida de nuestras posibilidades, bien venirlos con brazos abiertos.

No podríamos hacer menos, especialmente por ciudadanos de un país que durante décadas acogió a nuestros propios en sus migraciones hacia la Venezuela rica del pasado, que el régimen chavista destrozó.

Predeciblemente, nuestros compatriotas de izquierda radical, desde Gustavo Petro, aspirante a zar local, hasta los exlíderes de las Farc que huyendo de la justicia regular y transicional se refugian en las barbas de Maduro, continúan alabando a ese régimen dictatorial que ha arruinado a su pueblo al tiempo que han enriquecido a sus funcionarios y secuaces, muchos de ellos en armas oficiales.

Es por eso que, pidiendo disculpas a algunas personas cuya sensibilidad no les permitirá aceptar el tono evidentemente sarcástico de la solución que planteo, paso a proponer la que en mi opinión sería la efectiva solución al problema de los migrantes venezolanos en Colombia.

Esta propuesta es relativamente sencilla: todo lo que tenemos que hacer es elegir a Petro, a su hermano y a su hijo, actuales candidatos a alcaldes, a su candidato a la alcaldía de Bogotá, acusado de abusar de su esposa, y a todo colega de su movimiento político afín al Socialismo del siglo XXI (pese a los esguinces forzados de Petro para decir que no, que él no).

Ayudaría mucho también que algunos empresarios poderosos que, ya sea por convicción, ya sea por maquiavélico cálculo político, apoyan a esa Colombia Supra Humana, hagan lo que sus pares hicieron en Venezuela y jueguen a redentores del pueblo de las garras del establecimiento. Allá sí que le funcionó eso a Hugo Chávez. Claro que después a la mayoría de empresarios ingenuos les tocó perder sus empresas y salir con el rabo entre las patas.

Elijamos pues a don Gustavo Petro, a su hijo, a su hermano, a su amigote machista acusado de abusador, a todos esos autodenominados “decentes”.

Con eso, al millón y medio de refugiados venezolanos les tocará irse a otro país y resolveremos el problema. Y como seguramente los seguirían por lo menos otros tantos colombianos hacia la diáspora, se mejoraría notablemente la cifra de desempleo y otros problemas de nuestro amado país.

León Teicher
@vancoubird

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado