Luis Alberto Zuleta J.
análisis

Un ‘holding’ financiero del Estado colombiano

Un buen diseño de operación redundará en un mejor sistema financiero, que tiene hoy mucho que mostrar al mercado internacional. 

Luis Alberto Zuleta J.
POR:
Luis Alberto Zuleta J.
octubre 02 de 2019
2019-10-02 08:03 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2595bece.png

Dentro del proceso de ingreso del país a la OECD, esta organización recomendó impulsar el diseño y constitución de un holding financiero que permita estructurar una política y estrategias financieras consistentes desde el punto de vista de la Nación representada principalmente por el Ministerio de Hacienda. Y en efecto, este Ministerio ha anunciado públicamente que se está en un proceso de diseño, cuyos detalles serán presentados próximamente.

Si se recuerdan las cifras del portafolio de empresas de la Nación por sectores presentadas en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el 18,1 del portafolio de acciones corresponde al sector financiero, siendo la principal entidad el Banco Agrario, que aportaría un capital de 700.000 millones de pesos y con entidades de primero y segundo piso, entidades fiduciarias, de seguros y otras actividades financieras.

Según informó el Ministro de Hacienda en un foro reciente sobre el tema, los activos de las entidades de primer piso ascienden a 2,6 billones de pesos, las de segundo piso a 11 billones, las de fiducia a medio billón, las de seguros a 1,1 billones de pesos y otras actividades financieras a 6 billones de pesos.

El propósito de estas líneas consiste en enfatizar la importancia de constituir el holding, pero teniendo en consideración algunos interrogantes que surgen sobre este tipo de organización financiera en el contexto colombiano. Quien escribe estas líneas ha tenido la experiencia de participar en épocas diferentes en las juntas directivas de tres de los holdings financieros privados en el país.

La literatura internacional justifica la confluencia de capitales procedentes de distintos entes financieros con el siguiente tipo de argumento: ganancias en economías de escala (que implicarían menores costos para el consumidor financiero), ganancias en economías de alcance o sinergias por operar simultáneamente distintos productos financieros, el logro de mejores condiciones de equidad competitiva, el manejo adecuado de conflictos de interés, una mayor flexibilidad en la organización y operación, y la posibilidad de constituir una red amplia de distribución de productos para entidades que requieren barreras chinas.

Ciertamente, la constitución de un holding financiero colombiano permite generar en principio importantes economías de escala y de alcance, y mayor flexibilidad en la organización y distribución de productos.

De otra parte, el sistema financiero colombiano ha avanzado enormemente al estar inscrito en el Convenio de Basilea, en implementar un sistema de gestión de riesgos acorde con las características de cada entidad financiera y los modelos definidos para efectos comparativos por la autoridad de supervisión con los propios modelos de las entidades. El cumplimiento de los parámetros de Basilea en este contexto es una base fundamental para el éxito de este holding.

Cuando se llega a la letra menuda del tema y principalmente en el caso del Estado, es fundamental garantizar que este holding mantenga condiciones de equidad competitiva con los otros holdings, es decir que si se está impulsando una ley de conglomerados financieros toda la reglamentación pertinente sea aplicable tanto al campo público como al privado.

De otro lado, las distintas operaciones que realizan un banco, una compañía de seguros, una fiduciaria y un banco de desarrollo especializado sectorialmente, debe mantener los objetivos y características de cada actividad para contribuir al desarrollo financiero.

Aquí es de gran importancia la banca de segundo piso como banca o agencia de desarrollo para empresas y personas de distintos sectores. Además de la trayectoria de los bancos de desarrollo colombianos (Bancoldex, Finagro, Financiera de Desarrollo Nacional y Findeter), este mecanismo ha contribuido a la inclusión financiera, al financiamiento de los proyectos innovadores y al desarrollo de mercados de exportación en países como Chile, Perú, Brasil y México. Su actividad no debe diluirse en un holding, sino fortalecerse.

Por otra parte, si el patrimonio principal provendrá del Banco Agrario, es preciso separar las políticas públicas que se llevan a cabo a través de este banco de la captación de recursos del público, cuando se impulsan políticas en situaciones de adversidad climática para los agricultores o de políticas sociales especiales, por ejemplo. Las políticas públicas que requieren subsidios deberían financiarse con recursos de la Nación. Cuando se constituyó Fogafin, se desarrolló una figura de “capital garantía” para consolidar su patrimonio, pero contra recursos fiscales.

El propósito principal de la conformación de estos holdings consiste en servir de mejor manera a los consumidores financieros que le dan razón al sistema y no el de facilitar los movimientos de recursos fiscales, como el financiamiento del presupuesto.

El establecimiento de este holding dentro de principios de organización aceptados internacionalmente le permitiría al Estado colombiano dar un gran ejemplo sobre la conformación del gobierno corporativo de la entidad dentro del cual todos los grupos de interés participantes en las entidades financieras tienen su rol corporativo.

Finalmente, un principio sano que soy testigo ha regido para las autoridades hasta el momento sobre los conglomerados privados, consiste en exigir la suficiencia de capital y de tarifas. Esta es también una máxima para quienes participen en el diseño de este holding.

Un buen diseño de operación redundará sin duda alguna en un mejor sistema financiero agregado, que tiene hoy mucho que mostrar al mercado internacional y por supuesto debe estar alejado de la politiquería.

Luis Alberto Zuleta J.
​Consultor empresarial
zuldezub@lzuletaj.com.co

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes