Luis Arango Nieto
Columnista

Capacitación para mecanización agrícola

Luis Arango Nieto
POR:
Luis Arango Nieto
julio 29 de 2021
2021-07-29 06:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2677e3eb.png

Hace algunos días publiqué un artículo sobre mecanización agrícola y tecnología, mencioné que los paradigmas han cambiado: antes se sembraba con poca tecnología y las labores eran fundamentadas en la experiencia y tradición.

Hoy se recopilan datos que llevan a un análisis y posterior solución inteligente. Y surge así el poder de los datos.

Sin embargo, nada mencioné sobre el recurso humano que requiere este proceso cada vez más sofisticado y que en muchas ocasiones los empresarios o dueños de máquinas entregan estas herramientas a manos inexpertas, o con formación empírica.

Es importante resaltar la participación de la mecanización en los costos de producción. Para un cultivo como el arroz la mecanización puede llegar a participar con el 27% de los costos totales. Claro que, con tecnología y operarios entrenados esta participación en los costos puede llegar al 15% o algo menos.

Si bien el Sena hace una gran labor en preparar operarios de maquinaria agrícola, esta formación toma dos años, tiempo del que no disponen muchos operarios, llegando así al empirismo.

Si a lo anterior se agrega que las universidades en la carrera de agronomía dan prioridad a temas como fitopatología, genética, fisiología, entomología, etc. y a la mecanización agrícola le destinan tan solo tres o cuatro créditos, lo que es entendible por la falta de disponibilidad de máquinas para la enseñanza debido a su relativo alto costo.

El resultado de lo mencionado es que los profesionales salen con escasa preparación, a encontrar operarios con experiencia, pero al fin y al cabo con formación empírica, y como se afirmó anteriormente, a encontrar maquinas cada vez más sofisticadas.

Hay que tener en cuenta que el parque de maquinaria en capacidad de funcionar adecuadamente no debe ser mayor a 10 años y que a Colombia en los últimos diez años se han importado algo más de 17 mil tractores, además de combinadas y cosechadoras, que en su conjunto requieren cerca de la misma cantidad de operarios.

Para complicar la situación, mencioné anteriormente que la tecnología en mecanización avanza a grandes pasos y que la agricultura de precisión ya nos llegó y requiere ese reentrenamiento tanto para operarios como profesionales.

En América Latina son muy pocas las instituciones que realizan ese entrenamiento. Afortunadamente, Colombia cuenta con una fundación denominada Fomenta que se dedica a capacitar operarios, empresarios, empresas, estudiantes y profesionales en temas de mecanización agrícola con las tecnologías más recientes disponibles.

Fomenta en los talleres presenciales utiliza la metodología ECAS desarrollada por FAO que es interactiva y práctica. La pandemia obligó a Fomenta a ajustar la metodología ECAS a la virtualidad y es así como desarrolla talleres virtuales sincrónicos desde el campo y con máquinas.

Fomenta tiene una amplia oferta de cursos asincrónicos en los temas de mecanización y agricultura de precisión con las tecnologías modernas.

Luis Arango Nieto
Ex Viceministro de Agricultura
larangon@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes