Luis Arango Nieto
columnista

Puerto López: admirable resurgimiento en la llanura

Falta mucho, pero la voluntad política y el coraje de un alcalde lograron vencer el lastre paramilitar y contener la corrupción.

Luis Arango Nieto
POR:
Luis Arango Nieto
febrero 13 de 2019
2019-02-13 09:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2677e3eb.png

En las tristemente recordadas ‘pescas milagrosas’ en la carretera Villavicencio-Bogotá, las Farc secuestraban, principalmente, a personas procedentes de Puerto López, por considerarlas, indiscriminadamente, parte de un bastión paramilitar. La historia muestra que fue un pueblo dominado por los paramilitares, que trajo corrupción e impidió su progreso. El anterior alcalde está preso y hay sanción fiscal para otros dos exalcaldes.

En el 2016, al inicio de la actual administración, Puerto López estaba con un POT desactualizado, sin agua potable, sin tratamiento de aguas negras, bachilleres sin oportunidades, caos administrativo, hospital en crisis, etc., más todo lo que dejan las malas administraciones y la corrupción.

Hoy, en Puerto López se aprecia una renovación del espacio público: 33 mil metros cuadrados listos y 15 mil en procesos. Se construyeron cuatro parques, incluyendo rurales, y se está renovando la plaza de mercado. Al ahondar en lo observado, se encuentra una juiciosa estrategia de desarrollo. El POT está en proceso de concertación con la autoridad ambiental, que convertirá a Puerto López en la primera ciudad emblemática de la media Colombia, siguiendo el ejemplo de Montería y Manizales.

La potabilización del agua está en proceso, ya hay planta en uno de los tres tanques y se continuará con los otros dos, a lo que se sumará el agua proveniente de río Negro. En este punto hay escepticismo en la población. En el 2017 se puso en marcha la planta de tratamiento de aguas residuales que canaliza el 99 por ciento de las aguas sanitarias para luego verterlas al río Metica.

Hasta el 2018, el municipio, con apoyo del Sena, capacitó 4.354 personas y con universidades benefició 220 estudiantes. Además, un innovador programa permite el transporte de 45 estudiantes de su residencia en Puerto López a las universidades en Villavicencio. En el 2016, el programa de nutrición del adulto mayor atendía 220 personas, en el 2018 atendió 428, incluyendo los centros rurales. Además, el programa de desarrollo infantil atiende 120 niños vulnerables.

En salud, se redujo en 50 por ciento la población sin seguro. El hospital, que estaba en mala situación económica, tuvo una reingeniería administrativa y financiera, y ya tiene excedentes que se han invertido en equipos y servicios.

Se creó una Zidres que incluye 860 predios y 175 mil hectáreas, que permitirá un desarrollo agropecuario integral y facilitará la inversión. Con atractivos fiscales se están invitando las industrias que están siendo desalojadas por la expansión de Villavicencio.

Sin profundizar en lo presupuestal, se ha priorizado la inversión en el presupuesto de gastos: en el 2016 fue 60,8 por ciento de 42 mil millones; en el 2017 fue 78,7 por ciento de 79 mil millones; en el 2018 fue 72,3 por ciento de 79 mil millones, y en el 2019 es 64 por ciento de 49 mil millones.

En el 2015 el Índice de Desarrollo Integral fue de 60,92 por ciento y el municipio ocupó el puesto 905 entre 1.101 municipios, en el 2017, con 75,64 por ciento llegó lugar 545, para el 2018 espera estar entre los primeros 400 y entre las primeros 300 al finalizar el 2019.

Falta mucho, no todo es perfecto y siempre hay problemas y descontentos, pero la voluntad política y el coraje de un alcalde lograron vencer el lastre paramilitar y contener la corrupción para así alcanzar un admirable resurgimiento de Puerto López y demostrar que sí se puede.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado