Luis Guillermo Plata Páez
Columnista

Monumental logro

El IDH revela que la brecha con las mejores economías se está cerrando.

Luis Guillermo Plata Páez
POR:
Luis Guillermo Plata Páez
febrero 06 de 2020
2020-02-06 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7cd0d20472.png

En diciembre pasado, Colombia fue el primer país latinoamericano seleccionado para presentar los resultados del Informe sobre Desarrollo Humano, que publica Naciones Unidas desde 1990.

La escogencia se basó en el notable avance registrado por el país en el Índice de Desarrollo Humano (IDH). El logro es monumental: mejoramos 11 puestos (del 90 al 79) en el último año, en el listado de 189 países medidos para la elaboración de dicho reporte.

Lamentablemente la algarabía del paro opacó la importancia de este hecho, que, curiosamente, muestra la debilidad del argumento de deterioro de la calidad de vida de los colombianos como justificación de las protestas.

El IDH es tal vez el índice más importante por el cual nos podemos comparar, pues es aquel que mide el bienestar de la población. Originalmente fue propuesto por el Nobel de economía Amartya Sen, como una medición del desarrollo con base en “tres dimensiones básicas del desarrollo humano: disfrutar de una vida larga y saludable, acceso a educación y nivel de vida digno”.

Varios aspectos se destacan en los resultados del IDH de Colombia. En primer lugar, en el periodo 2003-2018 el país mejoró su posición al pasar del puesto 95 al 79; el mayor incremento en América Latina. En segundo lugar, sobresale el desempeño en dos de los componentes del IDH: el índice de educación y el de expectativa de vida.

En el primero, pasamos del puesto 110 al 94, siendo una de las 16 economías que más avanzaron en el periodo analizado. En cuanto a la expectativa de vida, es este el aspecto en el que Colombia registra el mejor desempeño: ocupamos el puesto 54 entre 189 economías en 2018, pasando de una expectativa de 70,9 años en 1999 a 77,1 años en 2018.

En tercer lugar, el IDH revela que la brecha con las mejores economías se está cerrando. Con relación a Noruega, que ocupa el primer lugar, el IDH de Colombia pasó de representar el 72% al 80% entre 2003 y 2018; y con EE. UU., que es el número 15 en el ranking, pasó del 75% al 83%.

Estos resultados son la demostración incontrovertible de que las políticas implementadas en el país están mejorando la calidad de vida de los colombianos; sin lugar a dudas, hoy es superior a la que teníamos hace dos o tres décadas.

Como lo destaca Naciones Unidas, las políticas del gobierno Duque tienden a fortalecer esa tendencia positiva en el bienestar de los colombianos.

Basta recordar que el Plan de Desarrollo lleva por título “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”; en este último concepto se propende por asegurar que los efectos del mayor crecimiento lleguen a los hogares pobres y vulnerables con salud y educación de calidad, vivienda digna, y trabajo decente.

Además, como lo he resaltado en columnas anteriores, las reformas que se propone hacer el gobierno Duque tienen como objetivo esencial una mejor asignación de los recursos y fortalecer la capacidad de las políticas públicas para redistribuir el ingreso.

Así como es legítima la aspiración de seguir aumentado el bienestar de la población y superar los problemas que tiene el país, también debe serlo el reconocer, como lo hace Naciones Unidas, que vamos por buen camino y debemos persistir en el empeño.

Luis Guillermo Plata
Exministro de Comercio Exterior

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes