Manuel José Cárdenas
Columnista

Apoyo a las mipymes

Ante nuestra precaria situación fiscal los retos que tendrá que afrontar el país serán muy grandes.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
abril 18 de 2021
2021-04-18 06:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

La Cepal (https://www.cepal.org/es/publicaciones/46743) ha realizado un interesante trabajo para entender de qué manera los gobiernos de la región han reaccionado frente a la crisis sanitaria determinada por la pandemia del covid-19, particularmente en el caso de las microempresas y pequeñas y medianas empresas, y cómo se están preparando para apoyar la reactivación económica post pandemia, así como los cambios que habría que hacer a las políticas vigentes.

Como resultado de este trabajo, en los 9 países analizados (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y Uruguay) se logró resaltar un conjunto de 180 medidas, clasificadas en cuatro áreas, según sus objetivos generales: Mantener la liquidez en el corto plazo, fomentar la producción de bienes y servicios, proteger el mercado laboral y facilitar el acceso al crédito. Colombia adopto un total de 29 medidas hasta diciembre 2020, de las cuales la mayoría se dirigen a otorgar financiamiento (15), liquidez (5), empleo (5) y apoyo a la producción (4).

El trabajo identifica los aspectos críticos y, a partir de las estrategias adoptadas en la emergencia, extrae y comparte los aprendizajes prácticos logrados por sus protagonistas, especialmente por las autoridades responsables de las políticas de apoyo a las empresas de menor tamaño en América Latina. Como resultado de este análisis propone un viraje de fondo en el enfoque para adelantar estas políticas, con el fin de que sea más selectivo, minimice la fragmentación y aumente la cobertura, abandone la inflexibilidad institucional y adopte enfoques adaptativos y flexibles, reduzca los tramites y consolide las dinámicas de descentralización que den espacio a la participación de los actores locales y regionales.

Aunque las agendas de los países mantendrán diferencias, hay tres aspectos comunes que valen la pena destacar porque pueden ser campos para generar una intensa y sostenida colaboración, basada en el intercambio y asistencia recíproca, con miras a la reactivación económica: apoyo a la incorporación de tecnologías digitales, estímulos para la formalización de las empresas y protocolos de bioseguridad, que permitan avanzar hacia ambientes más seguros, productivos y sostenibles.

Dado que la pandemia del covid-19 no será transitoria sino permanente, pudiéndose convertir en una endemia, las medidas para la recuperación de las mipymes y del sector productivo, tendrán que ser permanentes y su costo fiscal será muy alto. Lo anterior es especialmente grave para Colombia, que en la actual emergencia solamente ha destinado del 2,8% del PIB en la adopción de estas medidas, en contraste con lo que han hecho otros países de la región, cuyo rango va del 2% al 12% y los países desarrollados, como. EE. UU. (24%) y la UE (11%). Ante nuestra precaria situación fiscal los retos que tendrá que afrontar el país serán muy grandes.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes