close
close
Manuel José Cárdenas
Columnista

Gobernanza anticipatoria

La premisa que sustenta este trabajo es que no es posible abrir la puerta del futuro con la llave del pasado.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
noviembre 28 de 2021
2021-11-28 09:29 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

La Cepal, en diferentes trabajos, ha propuesto alinear las políticas de corto plazo dirigidas a superar los efectos de la pandemia con las estrategias de cambio estructural basadas en un gran impulso para la sostenibilidad económica, social y ambiental en un conjunto de sectores con vocación de convertirse en los motores de este nuevo estilo de desarrollo que deje atrás los patrones actuales de producción y consumo fuertemente dependientes de la extracción de los recursos naturales, baja productividad y modelos productivos con escaso uso de tecnología y de conocimiento.

La puesta en práctica de esta propuesta requiere de una visión de largo plazo para orientar la inversión pública nacional y la inversión extranjera directa hacia estos nuevos sectores. Si los países no cuentan con una clara proyección de futuro (gobernanza anticipatoria) es difícil que puedan dirigir la inversión hacia los motores de crecimiento que hayan priorizado. Esta visión de largo plazo, requiere una institucionalidad con capacidades para dialogar, consultar y acordar estas nuevas inversiones en el territorio. Con base en estas ideas la Cepal ha elaborado el documento Instituciones resilientes para una recuperación transformadora pospandemia en América Latina y el Caribe en donde considera que es esencial para avanzar en esta recuperación transformadora del Estado conformar instituciones dotadas de más resiliencia, entendida no solo como la capacidad de prever o hacer frente la crisis, sino también de aprender, adaptarse e incorporar el nuevo conocimiento para fortalecerse con miras a nuevos eventos adversos que puedan surgir en el futuro. La premisa que sustenta este trabajo es que no es posible abrir la puerta del futuro con la llave del pasado.

Este enfoque de desarrollo que contemple la coordinación de políticas para movilizar inversiones sostenibles que impulsen un nuevo ciclo virtuoso de crecimiento económico generaría empleos e ingresos y reduciría las desigualdades y brechas estructurales, mientras se mantendría y regeneraría la base de recursos naturales de la que depende el desarrollo. Las inversiones en sectores específicos que propone el documento (fuentes energéticas renovables no convencionales, electromovilidad urbana, digitalización, industria manufacturera de la salud, bioeconomía, economía del cuidado, economía circular y turismo) podrían crear espacios para la generación de empleos de mejor calidad, innovación e incorporación de avances tecnológicos.
El papel del Estado se ha visto transformado por la necesidad de responder a la emergencia y liderar la recuperación pospandemia haciendo frente a complejos escenarios actuales y futuros. Para ello deberá ejercer una gobernanza anticipatoria, institucionalizando la prospectiva estratégica de forma transversal en la estructura de gobierno y articulándola con las ramas legislativa y judicial. Esto puede llevarse a cabo a través de unidades o laboratorios de prospectiva e innovación que exploren las megatendencias globales para actuar frente a ellas, convocando un diálogo nacional recurrente y pertinente para generar la apropiación social de las visiones de futuro y garantizar la vigilancia del presente.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes