Manuel José Cárdenas
Columnista

Nueva realidad del turismo

Aunque estas medidas van en la dirección correcta hay que entender que son coyunturales.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
octubre 04 de 2020
2020-10-04 07:13 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Una de las preguntas más frecuentes en estos días es saber cuál será la adaptación de los países al mundo pospandémico. Como lo sostiene Ha-Joon Chang, uno de los economistas heterodoxos más influyentes del mundo, muchos creyeron que el futuro estaba en la provisión de servicios pero después de la pospandemia el sector manufacturero será el más importante mientras decrecerá el de servicios. En su opinión el turismo, por ejemplo, desaparecerá, al igual que muchos comercios que conlleven interacción cara a cara o sentarse en una sala de cine o acudir a un concierto.

¿Por qué Alemania o Corea del Sur lidiaron mejor con esta pandemia? Porque pudieron rápidamente reconvertir su sistema de producción para fabricar respiradores automáticos, químicos, equipos de protección sanitaria, mientras que a países como Estados Unidos o el Reino Unido, que desatendieron su sector manufacturero por décadas, les resultó difícil proveer de equipamiento de protección a su personal médico.

Frente a esta posición extrema de desaparición del turismo se encuentra otra tendencia que sostiene que el turismo resucitará como el Ave Fénix de sus propias cenizas. Las voces más importantes de la industria rescatan que es uno de los sectores más resilientes. El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, asegura que el turismo ha sido “un fiel aliado de la recuperación”. Por esto, desde ya, en su opinión, toda la cadena productiva debe prepararse para volver al trabajo.

Como siempre, la verdad entre estas dos posiciones extremas, está en el centro y el sector de turismo no desaparecerá pero no podrá seguir funcionando como hasta ahora. Al finalizar la pandemia, lo más probable es que la industria turística cambiará muchos de sus procesos, no seguirá realizando los negocios como antes y los grupos de interés a lo largo de la cadena de valor deberán repensar sus prácticas.

En el caso colombiano, el gobierno radicó en el Congreso de la República un proyecto de ley que modifica la Ley General de Turismo para fortalecer la sostenibilidad, la formalización y la competitividad del sector. El texto incluye herramientas para apoyar y facilitar de la reactivación económica del sector tenido que la pandemia lo afectó profundamente. Por esta razón se incluyeron en el proyecto de ley medidas para la recuperación de la industria turística como la ampliación de la exención del pago a la sobretasa a la energía para los subsectores hoteleros, parques de atracciones, temáticos y eventos; el ajuste de la tarifa especial del 9% del impuesto sobre la renta y la disminución del impuesto sobre las ventas (IVA) al 5% para el transporte aéreo de pasajeros, entre otros.

Aunque estas medidas van en la dirección correcta hay que entender que son coyunturales. Solo servirán para salir del confinamiento de más de seis meses en que ha vivido el sector, pero que se requerirá la adopción de medidas estructurales y permanentes que permitan al sector vivir dentro una nueva realidad conectada con las necesidades de los viajeros y del mundo, en especial frente a nuevos protocolos sanitarios y a la trasformación digital.

Manuel José Cárdenas
Consultor internacional
emece1960@yahoo.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes