Manuel José Cárdenas
Columnista 

Pactos de crecimiento y productividad

Es fundamental vigilar que el sector privado cumpla sus compromisos y no solo el  sector público.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
agosto 25 de 2019
2019-08-25 05:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Al abrirse la economía en el gobierno del Presidente Gaviria se tomó conciencia de que el país tenía ante sí un nuevo reto para mejor la competitividad y la productividad industrial y se contrató un estudio con Monitor Company para iniciar una política sectorial en siete sectores, pero fue el Gobierno del Presidente Samper donde por primera vez se llevó a la práctica esta política y se suscribieron acuerdos de competitividad para 3 cadenas industriales.

En el Gobierno del presidente Pastrana se firmaron 41 acuerdos (29 sobre bienes y 12 sobre servicios) y en los Gobiernos del Presidente Uribe, a través del Programa de Transformación Productiva, se escogieron inicialmente 12 sectores, 8 para el sector industrial y 4 para el sector agropecuario.

 Estos acuerdos implicaban para el sector público compromisos de carácter macro, como mejorar la infraestructura, reducir los costos de transporte, agilizar las aduanas, bajar los costos de servicios públicos, etc. y para el sector privado de carácter micro, especialmente para mejorar la productividad.

Puede decirse que los diferentes gobiernos, en mayor o menor medida, cumplieron con estos compromisos, pero no el sector privado, pues en materia de productividad el atraso es notorio. (Según un estudio de la Universidad de los Andes el 65% de la mejora de la productividad corresponde a este último).

Para superar este atraso en materia de competitividad y productividad el gobierno del Presidente Duque con muy buenas intenciones ha lanzado varios programas pero dada su profusión, descoordinación y diferentes entidades que los desarrollan podrían producir efectos contrarios.

En primer lugar decidió mantener, bajo el nombre de Colombia Productiva, el Programa de Transformación Productiva que consta de 7 sectores para la agroindustria, 7 para la manufacturas y 4 para los servicios, Presentó 12 pactos para el crecimiento y el empleo con el fin de impulsar la producción nacional, promover las exportaciones y disminuir el desempleo.

Colombia Productiva presentó el programa Fábricas de Productividad para incrementar la productividad de las pymes por medio de asistencia técnica brindada por consultores expertos. INNpulsa, creada en 2012 para promover el emprendimiento, la innovación y la productividad, ha abierto 18 Centros de Transformación Digital Empresarial (CTDE), para asesorar las pymes en la elaboración de un plan de ruta para la implementación de tecnologías digitales.

Igualmente esta entidad lanzó el programa N.EX.T para ayudar a las pymes a aumentar sus capacidades productivas a través de tecnología avanzada como robótica e inteligencia artificial.

Ante esta proliferación de entidades y programas, a los cuales hay que agregar la creación de Ministerio de Ciencia y Tecnología y la omnipresencia de la Vicepresidencia de la República en muchos de estos programas, en la ley del Plan de Desarrollo se reformó el Sistema Nacional de Competitividad e Innovación (SNCI) y se acordó en el marco de este sistema, por medio de la Comisión Nacional de Competitividad , articular los sistemas, órganos e instancias relacionadas con competitividad, productividad e innovación, y coordinar la elaboración, implementación y seguimiento de la agenda Nacional de Competitividad e Innovación.

Es fundamental vigilar que el sector privado cumpla sus compromisos y no solo el sector público. Aunque el gobierno puso a discusión un decreto reglamentario para regular esta materia, aun no se ha expedido, quizás porque no satisface plenamente estos objetivos.


Manuel José Cárdenas
Consultor internacional

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado