Manuel José Cárdenas

Un paso en la dirección correcta

Es clave una coordinación adecuada del Ministerio de Ciencia y Tecnología con las demás reparticiones del Gobierno.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
diciembre 15 de 2019
2019-12-15 07:10 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Comentaba en artículo anterior que los temas que se están tratando en el “Diálogo Nacional” convocado por el presidente Duque para hacerle frente al Paro Nacional, eran soluciones inmediatistas, de coyuntura, propias de una sociedad industrial, y lo que se requería era mirar al largo plazo para encontrar soluciones ajustadas a una sociedad postindustrial, basada en el desarrollo técnico y la investigación científica, la educación y las tecnologías de la información y conocimiento.

Por esto hay que celebrar lo señalado por la Misión Internacional de Sabios (2019), que propone al país a unir esfuerzos para cumplir tres retos y cinco misiones emblemáticas. Los retos buscan una Colombia biodiversa, orientada a un modelo de economía sostenible basado en la diversidad natural y cultural del país para impulsar la bioeconomía y la economía creativa; una Colombia productiva y sostenible que busque modificar la estructura productiva del país hacia industrias y servicios con alto contenido tecnológico y empresas de economía circular, con proyección exportadora y una Colombia equitativa que enfrente los problemas de exclusión y desigualdad social, que permita mejorar los niveles de educación y de salud, pasando de un modelo de crecimiento económico basado en rentas a uno en donde el capital humano y el conocimiento sean el fundamento del crecimiento.

Para hacerle a estos retos principales y evitar la actual atomización y uso disperso de los fondos se propone el establecimiento de cinco misiones sobre los temas prioritarios de los mismos.

Como lo sostiene el informe de la Misión, para que Colombia se consolide como referente en algunos segmentos específicos de CTI en bio - diversidad, tecnologías convergentes e industria 4.0, es indispensable llegar a un acuerdo nacional en el que i) las grandes empresas se convenzan que el cambio tecnológico es inevitable y que hay que invertir en I+D; (ii) las universidades se ganen la confianza de empresas, gobiernos regionales y comunidades emprendedoras con soluciones a sus problemas; iii) el Gobierno lidere la agenda de CTI aumentando la financiación pública en ciencia básica y en cofinanciación de investigación y desarrollo precompetitivo, en el entendimiento de que no hay alternativa para crecer y que el Estado debe ejercer un liderazgo emprendedor; y iv) las comunidades se empoderen y asuman su desarrollo con base en un conocimiento ampliamente disponible y redes eficaces de apoyo.

Para que esta iniciativa se convierta en realidad se requiere, además, que i) se integre al Plan de Desarrollo, pues de lo contrario quedaría como un estudio más sin ninguna aplicación práctica; ii) se tome conciencia que el contrato social va a ser digital y que las identidades virtuales de las personas van a interactuar con el Gobierno de forma diferente como lo han hecho hasta el presente; y iii) la inversión total en I+D pase del 0,24 a 1, 2% del PIB, como lo propone la Misión Internacional de Sabios.

Si bien la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es adecuada, los recursos con los que va a contar esta entidad el año entrante para realizar las funciones que se le han atribuido son insuficientes (78.500 millones de pesos) y se hace necesario buscar nuevas fuentes de financiamiento. Finalmente, es indispensable lograr una coordinación adecuada de esta entidad con las demás reparticiones del Gobierno.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes