close
close
María Sol Navia V.
Columnista

Angela Merkel, modelo para los políticos

Los políticos tienen mucho que aprender de su modelo, su estilo de vida, su sencillez, su transparencia, su no aprovecharse del gran poder.

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
septiembre 30 de 2021
2021-09-30 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

Angela Merkel no se postuló para una nueva elección en Alemania, a pesar de contar con una aprobación de más del 80%, evaluación exitosa y bastante rara para jefes de gobierno al final de su ejercicio del poder. Sin embargo, su decisión fue definitiva.

Su gestión, su crecimiento en la política, sus antecedentes personales, su compromiso con Alemania, Europa y el mundo, así como el respeto y la admiración que ha despertado en las mayorías, la llevaron a ser señalada como la líder mundial. El New York Times la destacó como “la nueva líder del mundo libre”.

Nació en 1954 en Hamburgo, entonces Alemania Occidental, pero poco después su familia se traslado a la República Democrática Alemana, porque su padre fue nombrado pastor luterano en esa zona. Estudió física en Leipzig y se doctoró con tesis magna cum laude.

En 1990 participó en las primeras elecciones tras la reunificación alemana y en 1991 fue nombrada por Helmut Kohl como ministra para la mujer y la juventud y posteriormente como ministra del medio ambiente y seguridad nuclear.

Vinculada desde entonces al CDU, partido demócrata cristiano, fue elegida presidenta en el 2000, aunque no encajaban totalmente en un partido regido por hombres católicos y mayoritariamente abogados, y ella era protestante.

En 2002 se convirtió en líder de la oposición al gobierno de Schröder del partido Social Demócrata SPD, y en las elecciones del 2005 lo derrotó por solo un punto, lo que exigió formar una coalición entre los dos partidos; el Canciller saliente se negaba a aceptarla como jefe de gobierno, la subestimaba, así como otros rivales que la consideraban un accidente de la historia.

Sin embargo, fue elegida la primera canciller alemana y durante los primeros 11 años ejerció su cargo como única mujer entre los países industrializados y en un mundo regido por los hombres, teniendo que acostumbrarse a los juegos de poder de éstos.

Tenía un modelo de analizar los problemas científicamente, desmenuzarlos, racionalizarlos y buscar soluciones pragmáticas que permitieran ir llegando a propuestas aplicables, sobre las que buscaba consensos, para resolverlos tuvo que enfrentar varias crisis: la financiera del 2008, la del euro, los inmigrantes, el calentamiento global y el manejo de la pandemia, explicando a los alemanes que significaban y cuáles eran sus posiciones.

Alemania se reconvirtió en la primera economía del continente gracias a una gestión presupuestal rigurosa. La tasa de desempleo se redujo en sus 16 años de mandato pasando del 11,2 por ciento al 5,7, en un contexto debilitado por la pandemia.

Los políticos de todos los rincones del mundo y desde luego los colombianos, tienen mucho que aprender de su modelo, su estilo de vida, su sencillez, su transparencia, su no aprovecharse del gran poder y respeto que la acompañan y a las mujeres nos deja el mensaje de la confianza y perseverancia.

María Sol Navia V.
Exministra de Trabajo.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes