close
close
María Sol Navia V.
Columnista

Colombia necesita ser competitiva

La evaluación de los maestros oficiales es indispensable, para lograr una mayor calidad en la educación de los estudiantes de colegios públicos. 

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
noviembre 25 de 2021
2021-11-25 08:32 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

La Dra. Ana Fernanda Maiguashca presentó el Informe Nacional de Competitividad 2021-2022, donde se analiza la situación de las diferentes variables que se miden para conocer el desempeño del país en ese campo, que determina el Índice de Competitividad Global. Este indicador refleja la capacidad de un país para generar oportunidades de desarrollo económico. Ser competitivos es la mejor manera de mejorar la calidad de vida de la población.

El informe destaca que, si bien hubo un enorme esfuerzo del Gobierno Nacional para afrontar la crisis sin precedentes derivada de la pandemia y aunque con resultados que, pueden parecer insuficientes dado el sufrimiento que ella causó, han sido importantes y significativos. Sin embargo, antes de este golpe teníamos una serie de falencias que se agudizaron. En este documento se señala una hoja de ruta con recomendaciones prioritarias para avanzar en los distintos frentes. Todos los temas requieren un enfoque específico para lograr mejorar los índices, pero quiero enfocarme especialmente en la educación y su incidencia en el empleo.

El centro de las políticas públicas y el objetivo de una mayor competitividad es el ser humano, lograr su mejor calidad de vida es la meta que alcanzar, Colombia está catalogado como uno de los países más inequitativos de América Latina y del mundo, y el foco en la educación es prioritario. La educación permite movilidad social, encontrar trabajo formal, desarrollar el potencial de las personas y así una integración mejor a la sociedad y los beneficios de esta.

Las mediciones sobre nuestra educación no son las mejores y con la pandemia se deterioró más la situación educativa. La deserción es de cerca de 250.000 niños y aproximadamente 4.000.000 no han vuelto a la educación presencial, según estudio reciente de Empresarios por la Educación, que encontró que el 60,1% de estudiantes están asistiendo presencialmente a sus colegios, pero con una grave distinción entre colegios públicos con un 58% de presencialidad y los privados con 70%.

A los que se suma el rechazo permanente de Fecode de retornar a la presencialidad.
Según la Ocde Colombia cuenta con menor porcentaje de adultos con estudios universitarios, y las expectativas de estudiantes que se inscribirán a doctorados, seguirán siendo muy bajas. Sin embargo, es de los países de la región donde realizar estudios de pregrado, maestría o doctorado genera más ganancias. Es decir, en Colombia sigue existiendo la posibilidad de que estudiar, permite salir de la pobreza y mejorar la calidad de vida.

Pero el problema no es solo cuantitativo sino también cualitativo: La pertinencia de la educación para el trabajo es fundamental, actualizar los programas y la orientación hacia las necesidades empresariales que no encuentran los perfiles que requieren. La evaluación de los maestros oficiales es indispensable, para lograr una mayor calidad en la educación de los estudiantes de colegios públicos. Allí comienza a construirse equidad.

María Sol Navia V.
Exministra

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes