close
close
María Sol Navia V.
Columnista

Cuidado con la dirección del cambio

Necesitamos apoyar a Rodolfo Hernández para evitar la tragedia del modelo autocrático que acabe el país y nuestra libertad. 

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
junio 09 de 2022
2022-06-09 10:51 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

La gran mayoría de análisis sobre las elecciones del 29 de mayo han coincidido en las conclusiones sobre el agotamiento de los partidos políticos, los líderes de estos, el hastío con la política tradicional y su falta de respuestas a las demandas de la sociedad y especialmente a las clases más débiles.

Todo eso es absolutamente cierto y por eso favorecieron a un outsider de la política como es Rodolfo Hernández y a un político más que tradicional, que lleva 30 años viviendo del Estado y que está rodeado de políticos similares, que se han movido por distintos grupos y movimientos sin importar la ideología, solo para beneficiarse del poder y, legal o ilegalmente de los recursos del Estado; con un lenguaje amenazador y populista ha hecho creer que tiene la posibilidad de cambiar todo y dar una cantidad de prebendas para las cuales no hay recursos, y que además por el camino institucional no lograría muchos de los cambios propuestos.

Sin desconocer este hecho, que es totalmente exacto, quiero poner sobre la mesa otra visión relacionada con lo sucedido y que preocupa aún más. Moisés Wasserman en reciente columna habla de la explotación de la indignación, como mecanismo con gran poder para lograr adeptos y señala que los seguidores de los candidatos ideologizados o racionales son una minoría que nos les permite ganar y por eso han decidido promover la indignación con todos los que nos han gobernado, “los mismos oligarcas desde hace 200 años” (lo cual es inexacto), con los empleados públicos tildándolos de ladrones.
Por su lado Moisés Naím, en su libro La revancha de los poderosos, se refiere al estudio de lo que está pasando alrededor del planeta con nuevos autócratas que, utilizando el populismo, la polarización y la posverdad fingen que encarnan la verdadera voluntad del pueblo que ha sido reprimido por las elites y los medios corruptos. Dicen que representan la voluntad del pueblo y poco a poco desmantelan las instituciones para apoderarse y permanecer indefinidamente en el poder. Los autócratas del siglo XXI no dan golpes de Estado, sino que fingen ser democracias; los ejemplos abundan desde Europa hasta nuestra región, donde han causado verdaderas tragedias.

El populismo lo presentan como unas respuestas a las necesidades del pueblo sometido y son trucos y estrategias para alcanzar el poder basándose en esa división de la sociedad, lo cual esta totalmente entrelazado con la polarización que azuzan. Además, surge la posverdad, que es el uso de la mentira como instrumento político, crean un mundo artificial diferente, es la superación de la publicidad de forma mentirosa.

El candidato del pacto histórico es especialista en estas tres Ps y las está usando para romper nuestra constitución e implantar su autocracia. Necesitamos apoyar a Rodolfo para evitar la tragedia del modelo autocrático que acabe el país y nuestra libertad.

María Sol Navia V.
Exministra.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes