María Sol Navia V.
columnista

Valores y principios en una campaña

Aunque Trump tiene fondos para su campaña, los valores y la moralidad estarían afectando su imagen y restándole posibilidades reeleccionistas. 

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.
julio 14 de 2019
2019-07-14 08:09 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c47e6cdc6.png

Informes publicados por analistas de la política actual en EE. UU. señalan que las posibilidades de Trump para su reelección no son tan altas, explicando que si bien la economía y los indicadores generales de esta lo acompañan positivamente, tiene unos índices de rechazo muy significativos, incluso en estados donde en la pasada campaña triunfó.

Trump registra una aprobación que máximo ha llegado al 42%, a pesar de que la economía muestra indicadores de fortaleza, como la muy baja tasa de desempleo, que está en un 3,6%, la menor desde 1969, o los guarismos de crecimiento anual de la economía del 3,2%, y también la inflación que registra un 1,8%. De la misma manera, el comportamiento de los índices de la bolsa de valores: el Nasdaq o el Dow Jones vienen teniendo crecimientos importantes. Sin embargo, el comentario de algunos seguidores de las encuestas y los hechos políticos estadounidenses, es que a pesar de tener fondos muy significativos para gastar en su campaña y del buen ambiente económico, los valores y la moralidad estarían afectando su imagen y restando fuertemente en sus posibilidades reeleccionistas.

El rosario de críticas a su conducta sería muy largo de reproducir, además de que es ampliamente conocido. Merece la pena resaltar hechos como las acusaciones sobre acoso sexual, sus declaraciones sexistas y racistas o la posible injerencia rusa en la campaña de 2016. Hay analistas y medios de comunicación que llevan contabilizadas las mentiras diarias que dice o las que ha dicho desde su posesión.

Dan Restrepo, abogado y colaborador político de CNN, escribe un artículo en que señala: “Principios por encima de cálculos políticos- eso es lo que más necesita Estados Unidos en este momento. Lo necesita porque vivimos un momento inédito en nuestra historia moderna. Un momento en el que las instituciones y la institucionalidad, que han diferenciado a Estados Unidos de muchos otros países durante los últimos 100 años, están en riesgo”.

Más adelante anota: “En breve, el informe Mueller nos dice que tenemos un presidente que no respeta los principios y valores que hacen grande a EE. UU. y que ha tratado de hacer lo que en ningún estado de derecho sostenible se puede tolerar: ponerse por encima de la ley”.

Lo que plantea este grave informe así como el clima general en ese país y en el mundo, y sin entrar en asuntos de política económica o comercial y sus posibles efectos en una ralentización de la economía de estadounidense y mundial, nos lleva a formular una pregunta de fondo: ¿Qué va a pesar más para los electores de Estados Unidos: la economía o los valores y los principios?

¿Ha llegado el momento en que no solo en ese país sino en la gran mayoría del mundo recuperen su preponderancia los principios y los valores fundamentales de la Política (con mayúscula), y del quehacer empresarial y social?

Quizá la mejor lección de este experimento populista, junto con muchos otros, es la reacción de la sociedad ante los comportamientos antiéticos, y que aunque no se llegaran a probar delitos en el contexto de las normas que rigen el ejercicio presidencial en EE. UU., el solo hecho de mentir consuetudinariamente y de incurrir en comportamientos que no se ajustan a los principios y valores respetados, lleven al pueblo a tomar decisiones consecuentes.

María Sol Navia
​Exministra de Trabajo
msol.navia@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado