Mario Hernández Zambrano
columnista

Cerrando filas por nuestro país

El sector empresarial deben ser conscientes que el modelo económico y social está en juego y su solidaridad y participación son claves para el país. 

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
enero 09 de 2019
2019-01-09 08:27 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

No estoy de acuerdo con la ‘tibieza’ en nada de la vida, alegando que fijar posiciones es señal de enfrentamiento y polarización que no le convienen al país. Esto es equivocado, pues ni en el escenario más básico de la vida tiene sentido esa actitud, ni en la casa, ni en la escuela, ni en el trabajo, ni en la empresa. Es una salida facilista y costosa a la larga.

La experiencia en nuestro país deja mucha lecciones en este sentido. Por ejemplo, por creer que el narcotráfico era un asunto de otros y culpa de los consumidores gringos, el precio que se ha pagado en Colombia es muy alto y doloroso. Solo cuando se tenía el “agua al cuello”, se tomó conciencia y hoy, a decir verdad, no se ha superado el problema, pero la realidad es distinta, así las secuelas sigan marcando nuestra vida, expresadas en la cultura del dinero fácil, la corrupción y las penosas 200.000 hectáreas sembradas.

Las consecuencias de esa actitud ‘tibia’ la está viviendo tristemente México. Un día, cuando la señora Clinton les dijo a los manitos que no podían permitir que su país se ‘colombianizara’, montaron en cólera y le pidieron una rectificación por la supuesta ofensa. Quién lo creyera que desafortunadamente han caído mucho más bajo que nuestro padecimiento. Y nadie sabe hacia dónde van en materia política y social. Solo queda desearles lo mejor para atravesar ese dramático túnel.

En nuestro país, el 2018 marcó un importante cambio de tendencia en el manejo político, con la elección del presidente Duque decisión que la mayoría de colombianos escogieron afortunadamente. Y para ratificarlo: un sí de la mayoría democrática. Y pretender que en un tiempo récord se corrijan los problemas de esa herencia, es ingenuo o tiene una dosis de mala intención. Los colombianos escogieron el mejor candidato, iniciando por su juventud, honestidad y preparación académica, así algunos quieran desvirtuar sus cualidades declarándose graduados historiadores con título en redes sociales.

Duque ha dado señales contundentes de buen manejo del gobierno en estos 120 días.
La transparencia en sus relaciones con la clase política y el Congreso (Ley de financiamiento), la apertura al diálogo social (con los estudiantes), el liderazgo en el manejo de la situación de Venezuela, la reducción de los cultivos de coca (50% a 2022), el mantenimiento de los compromisos de la negociación con la Farc y la claridad con el ELN, la reducción de trámites y del gasto público y la pulcritud en el manejo de los recursos estatales, son algunos ejemplos que sería necio no reconocer.

El recorrido del camino apenas comienza y se debe profundizar en varios aspectos, comenzando por la acción más decidida de funcionarios de primera línea y varios de sus ministros para que entablen una diálogo claro con los distintos agentes sociales, incluyendo a una selección de la clase política, la academia y los medios de comunicación que quieren trabajar por el país. Las juntas directivas de las cámaras de comercio caben en este propósito. El sector empresarial y sus gremios deben ser conscientes que el modelo económico y social está en juego y su solidaridad y participación es determinante en el rumbo del país. Su visión debe ir más allá de la coyuntura y del corto plazo. El ejemplo del aumento del salario mínimo debe extenderse al mejoramiento del clima social. La ‘tibieza’ empresarial no es buena consejera.

PD. Mucho me dolió la muerte de Eucario Bermúdez, ejemplo social y en particular para los comunicadores y periodistas de hoy. Adiós al amigo.

Mario Hernández
Empresario exportador
mariohernandez@mariohernandez.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes