Mario Hernández Zambrano
Columnista

No me reuniré con Gustavo Petro

Primero, porque esa frase bíblica de “por sus obras los conoceréis” se aplica en toda su dimensión a él.

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
diciembre 21 de 2020
2020-12-21 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

“Por sus obras los conoceréis”, es un refrán popular que tiene su raíz en el evangelio de San Mateo, que como los otros evangelistas recopila las enseñanzas de Jesús. Y con ello se pretende distinguir entre los verdaderos y los falsos profetas.

Es sencillo: no son las palabras grandilocuentes, la verborrea o el discurso populista lo que convence, sino las obras y los hechos concretos. Y esto se tiene que aplicar no solo a las empresas sino también a los gobiernos y a los políticos.

¿Y a qué viene esto? A raíz de una entrevista con Vicky Dávila en semana.com en la que el tema central era el incremento justo y viable del salario mínimo que he planteado, me referí a Gustavo Petro y a los posibles aspirantes a suceder al presidente Iván Duque y advertí que no tengo confianza en un eventual gobierno del ex alcalde de Bogotá y tampoco creo que lo alcanzará, a lo cual “Que se reúna con nosotros” fue la respuesta del grupo de Petro.

No me reuniré con Petro. Primero, porque esa frase bíblica de “por sus obras los conoceréis” se aplica en toda su dimensión a él.

Y concretamente, los resultados de su gestión al frente de los destinos de la capital del país muestran que los resultados fueron malos, así su discurso pregone lo contrario.
Tristemente Bogotá se rezagó como lo muestran los indicadores y además se generó un ambiente de confrontación verbal que impidió cualquier avance.

Sin duda que es parte de la estrategia de la izquierda que se tiene que denunciar: criticar y criticar lo bueno del pasado y culpar a los demás de su fracaso.

En eso también ha caído Claudia López frente al gobierno de Duque en temas como el manejo de la pandemia y la seguridad ciudadana, asuntos que en su ejecución dependen del trabajo local, así el tema macro lo defina el presidente de la República.

En segundo término, no me reuniré con Petro porque al yo no tener interés político alguno, distinto al de servir y querer a nuestra Colombia, lo que digo lo hago no para buscar acuerdos o pactos que salen de las reuniones privadas y más bien creo que los debates y explicaciones de todos los políticos deben ser públicas.

El asunto no es que me convenza a mí sino a los colombianos si pretende llegar al Palacio de Nariño. Y el déficit de Petro es claro, pues se recoge lo que se siembra. Y su cosecha no ha sido buena.

…Y porque su sectarismo y malas maneras, al igual que la de su gente como Gustavo Bolívar no le hace bien a Colombia, para salir a adelante como es la idea de todos los que creemos en el futuro.

Petro ha dicho que hubo fraude en las elecciones de 2018 que eligieron a Iván Duque, pero no tuvo pena alguna en aceptar la curul que le otorgaron esas mismas votaciones supuestamente fraudulentas.

En el tema, como lo decían al cierre de la vieja programación de la TV, pongo “fin de la emisión”.

Mario Hernández
Empresario exportador.
mariohernandez@mariohernandez.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes