close
close
Mario Hernández Zambrano

Produce miedo que gobiernen a Colombia

¿Hay políticos buenos que practican la definición de la Unesco como la “Ciencia de la convivencia humana”?

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
junio 13 de 2022
2022-06-13 08:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Todavía recuerdo la frase del escritor Mario Vargas Llosa, luego de su campaña por la presidencia de Perú que perdió contra Alberto Fujimori, quien tampoco era político hasta ese momento, cuando afirmó: “La política está hecha casi exclusivamente de maniobras, intrigas, conspiraciones, pactos, paranoias, traiciones y todo tipo de malabarismos”.

Vargas Llosa hoy vive en España y tiene un gran reconocimiento, en tanto que Fujimori purga una condena en su país, porque sencillamente traspasó el límite de la definición del escritor peruano y cayó en la criminalidad. Y si se revisa la historia no lo hizo él solo sino que fue inspirado por un personaje nefasto, Vladimir Montesinos, a quien se le achaca haberlo arrastrado hacia la desgracia. Es fácil reconocer a quién o a quienes están haciendo ese trabajo en la campaña de la izquierda en Colombia.

No solo en Colombia, sino en todo el mundo, hay un desprestigio del oficio político en el entendido que a través de él se alcanza el poder, que es la mayor codicia del hombre, pero también lograrlo es lo que más desgasta a los seres humanos.

Hay que decirlo claro para no engañarse: en la política no hay reglas de juego, pues el juego acaba con las reglas. Por eso, es un oficio que no es para que lo ejerzan todos, así a muchos les (nos) guste y no podamos vivir sin ella. Pero lo que no puede es ponerse por encima de las leyes.

Admiro al ex rector de la Universidad Nacional, el matemático Ignacio Mantilla y comparto integralmente lo que acaba de decir a raíz de lo que ocurrió en la campaña del candidato Petro, que aunque no puedo sentenciarlo, se pasó de la dura definición propia de la política a una presunta práctica delictiva que es asunto de otras esferas y los políticos deben responder por las acciones que se salen de su oficio y responden a los códigos.

Eso fue lo que pasó en la campaña de Petro: Trascendieron la más cruda definición de la política y se fueron con la práctica de que “todo vale con tal de obtener el poder”.
¿Qué se puede esperar cuando lleguen el poder si lo alcanzan de esa manera? Produce una gran desconfianza y mucho miedo que el manejo de los asuntos de Colombia quede en sus manos. La sanción social debe ser ejemplar y solo hay una forma de hacerlo: castigarlos con la negativa del voto.

“Si el poder corrompe un poco a todos, corrompe más que a los demás a la izquierda en el poder”, lo dijo alguien prolongando frases. Los ejemplos contundentes están a la vuelta de la esquina y hay que llamar la atención sobre que nuestro país se expone a ello si no hay una reacción social que sancione democráticamente a la izquierda que quiere llegar al gobierno de esa manera.

¿Hay políticos buenos que practican la definición de la Unesco como la “Ciencia de la convivencia humana”? Sí los hay y es fácil identificarlos. Aquellos que viven “para” la política y no las hienas que viven “de” la política.

MARIO HERNÁNDEZ
Empresario exportador.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes