Mario Hernández Zambrano

Diluvio de solidaridad

Los expertos sostienen que este es el peor invierno de los últimos 40 años. Reaccionemos de tal man

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano
diciembre 10 de 2010
2010-12-10 12:43 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c411ec37e.png

Colombia está con el agua al cuello. Por cuenta del fenómeno climático de ‘La Niña’, ha llovido más que de costumbre en esta temporada en el país. El incremento de las lluvias e inundaciones ha tenido efectos catastróficos, hasta finales del mes pasado, las autoridades reportaban una veintena de desaparecidos, 142 muertos, 219 heridos, más de 1’200.000 damnificados en 28 departamentos del territorio nacional, y casi 300 mil familias han perdido sus hogares, bienes y cosechas.


Ante la gravedad del evento, el Gobierno decretó la Situación de Desastre, y solicitó ayuda de la comunidad internacional para atender esta emergencia, que podría empeorar, pues según los pronósticos del Ideam, las lluvias intensas continuarán hasta mediados del 2011. La atención de las personas afectadas y la recuperación de las zonas golpeadas por la ola invernal costará 4,8 billones de pesos. Esta tragedia es una prueba de fuego para el presidente Juan Manuel Santos, y para todos los colombianos.

 

El mandatario invitó hace unos días a un grupo de empresarios –entre los que me encontraba– al Palacio de Nariño para presentar Colombia Humanitaria, la iniciativa para constituir un fondo nacional que atenderá a las víctimas y estructurará un plan para articular todas las acciones de ayuda complementarias a las del Gobierno.


El fondo canalizará las donaciones nacionales e internacionales, garantizará transparencia en su manejo y efectividad en su utilización. Todas las precauciones que se tomen serán bien recibidas, ya que nadie quiere que se repita la vergonzosa historia de las ayudas de Armero, que se perdieron como por arte de magia, o la de los alimentos que se entregan a los entes territoriales para los damnificados y son desviados, según denunció la Dian.
 

 

Es importante que el fondo comience a operar con rapidez, porque ya la CAF anunció una donación de US$100.000 y la Unión Europea otra de 5 millones de euros. Chile y Venezuela, ofrecieron auxilios en especie. La celeridad es fundamental en este tipo de operaciones, sobre todo ahora que se acerca la Navidad.


Celebro, me uno y apoyo la iniciativa de Colombia Humanitaria que puso en marcha el Gobierno, pero creo que, dada la magnitud de la tragedia, todos los colombianos podríamos ser más solidarios que nunca. Sueño con que los millonarios del país siguieran el ejemplo de Bill Gates y Warren Buffett, y donaran parte de sus fortunas para ayudar a los damnificados.

 

Sé que algunos apoyan fundaciones y entidades de todo tipo que realizan labores sociales a lo largo y ancho del país, pero en este momento deberían tener actos de grandeza con sus compatriotas que los necesitan y darles una mano, ayudarlos a levantarse y comprometerse a apoyarlos durante un buen tiempo para que puedan reintegrarse de nuevo al ciclo productivo.


Los campesinos han sido la población más afectada y el campo es el sector más vulnerable. Se estima que ha perdido $800.000 millones por el invierno. Para salir adelante se necesita el concurso de todos: terratenientes, ganaderos y empresarios agrícolas. Hoy más que nunca se requiere una política de créditos blandos y que los subsidios tipo Agro Ingreso Seguro lleguen a quienes realmente los demandan para volver a producir.


Los canales de televisión deberían unirse y convertirse en los abanderados de una gran campaña de solidaridad nacional.


Davivienda –que valga la pena mencionar ya hizo una donación importante a motu propio de $1.000 millones, y sus empleados hicieron otra por $500 millones– habilitó la cuenta corriente 021-99523-8 para recibir donaciones nacionales.


Los expertos dicen que este es el peor invierno de los últimos 40 años. Reaccionemos de tal manera que las generaciones futuras puedan decir que en el 2010 hubo en Colombia un diluvio, pero de solidaridad.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado