Mauricio Cabrera Galvis
columnista

Capitalismo en crisis

Las propuestas para salvar el sistema son variadas, pero todas incluyen temas como aumentar los impuestos a los más ricos.

Mauricio Cabrera Galvis
POR:
Mauricio Cabrera Galvis
mayo 26 de 2019
2019-05-26 05:30 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7861ade3cd.png

El sistema capitalista no está funcionando bien y esto puede llevar a una lucha de clases. Esta no es la conclusión de un congreso de alguno de los partidos comunistas que aún subsisten ni de algún manifiesto revolucionario de los años sesenta; por el contrario, son el tipo de afirmaciones que están haciendo multimillonarios que son capitalistas exitosos.

Quienes así opinan son, por supuesto, defensores del sistema capitalista y el libre mercado. Al fin y al cabo, con ese sistema han logrado amasar o manejar multimillonarias fortunas. Pero son ciegos para no ver que el sistema no está funcionando para todos, que la desigualdad está llegando a niveles intolerables, pues mucha gente apenas sobrevive, mientras que los excesos de algunos son escandalosos.

Uno de los más radicales expositores de esta postura es Ray Dalio, fundador y director de uno de los fondos de inversión más grandes del mundo (Bridgewater), que maneja cerca de 200.000 millones de dólares, y tiene una fortuna personal de 18.000 millones de dólares. No es propiamente un comunista infiltrado en Wall Street.

Dalio ha publicado un manifiesto sobre la urgente necesidad de reformar el sistema capitalista (https://bit.ly/2U2Druv), en el que después de mostrar las profundas y crecientes desigualdades en EE. UU., y la fractura social que se está produciendo, concluye que ante esta crisis hay dos posibles salidas: “a) personas de diferentes inclinaciones ideológicas trabajan juntos para reorganizar inteligentemente el sistema, de manera que la torta se divida bien entre todos y al mismo tiempo crezca bien, o b) tendremos un gran conflicto y alguna forma de revolución que perjudicará a todo el mundo y reducirá el tamaño de la torta”.

Dalio está poniendo su billetera al lado de su discurso, pues junto con Bill Gates y Warren Buffet ha promovido Giving Pledge, la iniciativa de donar en vida por lo menos la mitad de sus fortunas a programas sociales. No son los únicos capitalistas preocupados por las consecuencias negativas del sistema.

Otros norteamericanos con gran riqueza y se reconocen como traidores a su clase, han conformado el grupo de ‘millonarios patriotas’ comprometidos en crear una nación más prospera, estable e inclusiva. Se trata de crear riqueza que sirva al bien común.

Otro grupo de empresarios ha creado la ONG, Capitalismo inclusivo’, para reformar el sistema desde dentro, disminuyendo las grandes desigualdades que genera el libre mercado sin regulaciones ni controles, para hacerlo más sostenible e inclusivo.

La preocupación es real porque los tiempos están cambiando, el sueño americano se convirtió en pesadilla y el culto a la ambición de los años de Reagan y Tatcher ha perdido su popularidad. En Estado Unidos, según una encuesta Gallup, el 51 por ciento de los jóvenes entre 18 y 29 años tienen una visión positiva del socialismo, mientras que desde el 2010 el porcentaje de los jóvenes que tienen una visión positiva del capitalismo ha caído del 68 al 45 por ciento.

Las propuestas para salvar el sistema son variadas, pero todas incluyen temas como aumentar los impuestos a los más ricos, exigir mayor responsabilidad social a las empresas y solidaridad a los multimillonarios. Lo que todos ellos buscan no es implantar un sistema comunista, sino salvar el capitalismo, porque temen que si no se hacen las reformas que reduzcan la desigualdad, el estallido social puede tener consecuencias insospechadas.

Muaricio Cabrera Galvis
Consultor privado
macabrera99@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado