Mauricio Cabrera Galvis
Columnista

Covid 19 y desigualdad

Como la pandemia ha aumentado la desigualdad, resurgió la conciencia de la necesidad de intervención de un Estado que favorezca los más pobres. 

Mauricio Cabrera Galvis
POR:
Mauricio Cabrera Galvis
abril 04 de 2021
2021-04-04 06:26 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7861ade3cd.png

La desigualdad es el fantasma que hoy recorre el mundo. Alimenta el descontento de la población, provoca estallidos sociales, amenaza las democracias y hasta ha penetrado la torre de marfil de los economistas.

Frente a la constatación de que la pandemia del coronavirus ha aumentado la desigualdad, ha resurgido la conciencia de la necesidad de la intervención de un Estado fuerte que favorezca los más pobres y redistribuya el ingreso, para lo cual debe conseguir recursos mediante aumento de impuestos que graven a las grandes corporaciones y el patrimonio de los más ricos.

Analistas económicos, asesores de gobiernos y dirigentes políticos coinciden en estos planteamientos que en el universo neoliberal de Reagan y Trump eran calificados como reliquias prehistóricas. Una muestra es el siguiente texto que me he permitido transcribir:

“La pandemia de Covid-19 está intensificando el círculo vicioso de la desigualdad. Para romper esta tendencia y darles a todos una oportunidad justa de prosperidad, el gobierno debe mejorar el acceso a los servicios públicos básicos, como la atención médica (incluida la vacunación) y la educación, y fortalecer las políticas redistributivas. Esto requeriría recaudar ingresos adicionales y mejorar la eficiencia del gasto.

Además, la pandemia ha afectado más a los grupos más vulnerables. Los trabajadores menos calificados y más jóvenes han experimentado más pérdidas de empleo que aquellos en ocupaciones más calificadas. Asimismo, los grupos étnicos desfavorecidos, los trabajadores del sector informal se han visto más afectados y las mujeres, que tienden a estar sobrerrepresentadas en los sectores más afectados por Covid-19.

Romper el ciclo de la desigualdad requiere políticas predistributivas y redistributivas. Con las primeras, se garantiza que las personas tengan acceso a servicios públicos básicos y empleo. Esto permite reducir la desigualdad de ingresos antes de que el gobierno redistribuya con impuestos y transferencias.

Mejorar el acceso a los servicios públicos básicos requerirá recursos adicionales, que se pueden movilizar mediante el fortalecimiento de la capacidad fiscal general. Se debe depender más de los impuestos sobre la propiedad y la herencia; también aumentar la progresividad fiscal, ya que hay margen para aumentar las tasas marginales máximas del impuesto sobre la renta de las personas físicas, así como para eliminar las exenciones en los impuestos sobre la renta del capital”.

Quiero plantear a los lectores la tarea de adivinar de dónde proviene este texto. Algunas pistas: 1) Un discurso del “socialista” Bernie Sanders en Estados Unidos / 2) El programa económico de Petro / 3) Una homilía del Papa Francisco / 4) Recomendación de asesores de Bolsonaro en Brasil para que recupere su popularidad / 5) Otro (diga cuál)

Adenda: Este jueves a las 9 a.m. el centro de pensamiento Lides y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung realizarán un simposio sobre las facetas de la desigualdad. Se verá en redes sociales del portal La Línea del Medio.

Mauricio Cabrera Galvis
​Consultor privado
macabrera99@hotmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes