Mauricio Reina

¿Se acabó el cuarto de hora?

Mauricio Reina
POR:
Mauricio Reina
junio 29 de 2012
2012-06-29 01:45 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2b536c83.png

El tema lo puso un conductor de taxi, un gremio que cuenta en sus filas con analistas implacables de la realidad nacional.

“Se nos fue el cuarto de hora y no hicimos nada”, dijo, mirándome por el retrovisor, mientras delante de nosotros se desplegaba la pista de trial de la Avenida Circunvalar de Bogotá.

Aunque no suelo conversar en situaciones peligrosas, le pregunté a qué se refería, a ver si lograba que levantara el pie del acelerador. “Hace unos años, los políticos no hacían sino discutir cómo invertir la bonanza de las exportaciones, y ahora que se acabó, seguimos andando por la misma trocha de siempre”.

El taxista estaba tan inmerso en la conversación y tan ajeno a la trocha de siempre, que decidí bajarme de improviso sin siquiera pedirle las vueltas.

Habría querido seguir esa conversación, porque la inquietud del taxista es central para el país. Empecemos por la primera parte de su argumentación.

Es un hecho que las exportaciones se han frenado en seco: mientras a finales del año pasado crecían a un ritmo de 50 por ciento anual, el último dato revelado por el Dane muestra un dinamismo de apenas 4 por ciento anual.

Una de las principales causas de esa desaceleración es la destorcida de los precios de los productos básicos.

El caso más significativo es el petróleo, cuya cotización internacional ha caído alrededor de 30 por ciento en los últimos meses.

La situación es tan inquietante que los funcionarios del Gobierno han dicho que, en caso de profundizarse, habría que ajustar el presupuesto del Gobierno para el año entrante.

Si a ello se suman las caídas de los precios del carbón, el café y el ferroníquel, se configura una oscura situación que no tiene visos de mejorar pronto, a juzgar por las pobres perspectivas de la economía mundial.

De modo que el taxista kamikaze tenía razón en su primer planteamiento.

¿Y qué tan cierto es que no hemos hecho nada? Aunque el Gobierno hizo varias cosas en su primer año de mandato (como la restitución de tierras y la reforma del régimen de regalías), después detuvo el ímpetu y la agenda pendiente es larga.

Mientras seguimos transitando por trochas, brillan por su ausencia reformas fundamentales como las de las pensiones, la educación y el mercado laboral, por mencionar solo algunas.

¿Entonces se nos fue el cuarto de hora? Afortunadamente no.

El mundo seguirá necesitando grandes cantidades de recursos que Colombia tiene o podría producir abundantemente si adoptara las políticas correctas.

Según cifras de la ONU discutidas en la cumbre de Río+20, para 2030 el mundo necesitará 50 por ciento más alimentos, 45 por ciento más energía y 30 por ciento más agua que hoy.

Si hacemos bien las cosas, lo mejor de la bonanza exportadora podría estar por venir.

Vaya uno a saber si esa oportunidad les corresponderá a este Gobierno y a este Congreso que tan empantanados andan en situaciones mucho menores.

Mauricio Reina

Investigador Asociado de Fedesarrollo

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado