Mauricio Reina
Columnista

Mensajes equívocos

En tiempos de incertidumbre crecen las preguntas sobre la vacunas y la reforma tributaria. 

Mauricio Reina
POR:
Mauricio Reina
diciembre 18 de 2020
2020-12-18 07:22 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2b536c83.png

No es bueno que un gobierno emita mensajes contradictorios, pero es peor si se trata de temas sensibles en los que es clave generar confianza. Eso puede estar sucediendo en la coyuntura económica actual: la pandemia no sólo arrasó millones de empleos, sino que además destruyó las certezas de consumidores e inversionistas, afectando sus patrones de gasto. Por eso la recuperación de la confianza es un factor esencial para la reactivación de la economía.

En ese contexto, sorprende que el gobierno esté dando mensajes encontrados sobre temas esenciales. Un ejemplo es el de la fecha en que llegarían al país las primeras vacunas contra el Covid 19. La semana pasada el viceministro de Salud dijo que las primeras vacunas empezarían a llegar en abril de 2021, información que fue corregida esta semana por el presidente Duque al afirmar que eso sucedería en los primeros dos meses del año.

Esa contradicción poco ayuda a fortalecer la confianza de los agentes económicos en que pronto empezaremos a salir de esta crisis, sobre todo teniendo en cuenta que otros países de la región habían dado información en un sentido y ya están empezando a patinar. Poco a poco va quedando claro dónde está parado cada uno en el proceso de adquisición de vacunas. Mientras México y Chile aseguran que recibirán las primeras antes de terminar el año, en Argentina y Perú las cosas parecen estar retrasándose más de la cuenta.

Peor es la situación que se ha presentado con los anuncios de una nueva reforma tributaria. La semana pasada el ministro de Hacienda afirmó que el gobierno presentaría la reforma al Congreso en el primer trimestre de 2021, disipando así las dudas que existían entre agentes económicos y calificadoras de riesgo. Pero la claridad duró poco, porque esta semana el presidente Duque retieró un mensaje que ha venido repitiendo como un mantra desde que empezó la crisis: este no es momento de hablar de reformas tributarias.

Ahora estamos de nuevo en un entorno de incertidumbre que tiene efectos indeseables en dos sentidos. Por un lado, algunos proyectos de inversión se pueden ver aplazados mientras no se conozcan las condiciones tributarias del entorno, y lo mismo puede suceder con una porción del gasto de los hogares. Por otro lado, las calificadoras de riesgo pueden empezar a impacientarse. Hay que recordar que por ahora le han dado un compás de espera a Colombia, a pesar del descuadre de las finanzas públicas generado por la pandemia, mientras se aclara cómo va a avanazar el país hacia una reforma fiscal el año entrante. El problema es que si esa reforma no se presenta al Congreso en el primer semestre del año, en el segundo encontraría el ambiente enrarecido de un periodo pre-electoral en el que los parlamentarios que buscan su reelección en marzo de 2022 se resistirían a votar un proyecto impopular como una reforma tributaria.

En tiempos de incertidumbre crecen las preguntas sobre la vacunas y la reforma tributaria, inquietudes que pueden afectar el ritmo de la recuperación y que los mensajes equívocos no ayudan a conjurar.

Mauricio Reina

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes