Mauricio Reina
Columnista

Todos para el centro

Cuando uno ve con detalle los nombres que están tratando de germinar en ese terreno, existe una diversidad de tendencias y hábitos políticos. 

Mauricio Reina
POR:
Mauricio Reina
noviembre 26 de 2020
2020-11-26 07:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2b536c83.png

Aunque todavía falta más de un año y medio para las elecciones presidenciales de 2022, los potenciales candidatos ya están empezando a posicionarse para la largada. Uno de los rasgos más interesantes de esta etapa de calentamiento ha sido la discusión que se ha producido alrededor de un segmento del espectro político.

Me refiero a lo que los analistas denominan el ‘centro’. Varios de los que han empezado a sonar están evaluando la posibilidad de participar en algún tipo de consulta para definir el candidato de ese espacio político.

Según versiones de prensa, hace pocos días tuvo lugar una reunión en Tabio a la que habrían asistido figuras como Angélica Lozano, Humberto de la Calle, Sergio Fajardo, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán y Roy Barreras.

Sin embargo, algunos observadores han saltado a decir que esa noción de ‘centro’ es un simple invento electoral que no corresponde a una ideología política ni a un paradigma económico definidos.

Aunque esto puede ser cierto desde el punto de vista teórico, en la práctica hay un par de cosas que vale la pena señalar.

El centro político sí existe, sobre todo como espacio diferenciado de los extremos. Aunque suene a perogrullada, esa no es una idea menor en la coyuntura actual.

De acuerdo con datos de la encuesta Polimétrica, 13 por ciento de los encuestados afirman ser seguidores del Centro Democrático mientras 17 por ciento dicen simpatizar con la Colombia Humana de Gustavo Petro. Esas cifras dejan un vasto terreno de 70 por ciento de los electores entre los dos extremos para conquistar.

De otro lado, si bien no existe una ideología que se denomine ‘centro’, sí hay paradigmas de operación del sistema político y económico que se ubican a mitad de camino entre los extremos. En este caso la variable clave es la intervención del Estado en la economía, y claramente existen opciones intermedias entre los postulados de la extrema derecha y la extrema izquierda, como lo ilustran por ejemplo los movimientos socialdemócratas europeos.

Hasta ahí parecería que todo está clarísimo y que los precandidatos centristas no solo existen sino que tienen buenas probabilidades de éxito. Sin embargo, hay una tercera dimensión del ‘centro’ que vale la pena evaluar.

Cuando uno ve con detalle los nombres que están tratando de germinar en ese terreno, existe una inmensa diversidad de orígenes, tendencias y hábitos políticos. A modo de ejemplo, lo único que tienen en común en su manera de hacer política Humberto de la Calle y Roy Barreras, es que ninguno de los dos es Uribe ni Petro.

Si a eso agregamos la cantidad de paracaidistas de la política clientelista que están tratando de aterrizar en este espacio del centro que tanta ilusión genera entre quienes estamos hartos de la política tradicional, queda claro que este proceso aún está bastante incipiente: al centro que estamos empezando a ver en estos días todavía hay que exprimirlo bastante para que quede su verdadera esencia.

Mauricio Reina
​Investigador asociado de Fedesarrollo.
mauricioreina2002@yahoo.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes