close
close
Miguel Gómez Martínez

Devaluación es pobreza

Miguel Gómez Martínez
POR:
Miguel Gómez Martínez
noviembre 08 de 2022
2022-11-08 10:49 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c55d1afeb.png

La jerga económica termina por confundir el sentido de muchos conceptos. Un buen ejemplo es la noción de devaluación cuyo significado es la “pérdida de valor nominal de una moneda con respecto a otra”. El peso colombiano ha perdido valor con respecto al dólar lo que implica, de manera simultánea, que el dólar ha ganado valor con respecto al peso.

Con frecuencia se escucha decir en las redes y los medios que la devaluación sólo afecta a aquellos que tienen relaciones con la economía externa. Frases como “yo gano en pesos y gasto en pesos por lo tanto a mí no me importa si el dólar llega a 10.000” reflejan esa visión según la cual la tasa de cambio es un indicador que preocupa sólo a los ricos. Si ello fuera cierto, únicamente los que deben viajar al exterior o los que están endeudados en moneda extranjera, se verían perjudicados por la debilidad de la moneda nacional. A la gran masa de la población no debería preocuparle lo que pasa en el mercado cambiario.

La ignorancia sobre el impacto de la devaluación en toda la población es uno de los síntomas de la demagogia. Todos los ciudadanos de un país nos empobrecemos cuando el peso pierde valor.

Algunos ejemplos pueden demostrar el enorme impacto sobre los bolsillos de todos los colombianos. El más sencillo es el costo de los bienes importados. Al mes de agosto, el país había importado 52.695 millones de dólares, un 43 por ciento más que en el mismo período del 2021. Los principales productos importados fueron derivados del petróleo, vehículos, aparatos de telecomunicaciones, farmacéuticos, hierro y acero, productos químicos, cereales y maquinaria eléctrica. Los colombianos -ricos y pobres- se ven afectados por el mayor valor en pesos de esos bienes cuyo precio está en dólares. La devaluación se traduce en más inflación lo que afecta, sobre todo, a los más pobres.

Otro impacto de la devaluación para todos los colombianos es el valor de la deuda externa. Colombia tiene compromisos en moneda extranjera por 177 mil millones de dólares lo que equivale, con un dólar a 5.000 pesos, a unos 880 billones de pesos. ¡El valor de nuestra deuda aumentó en los últimos tres meses la impresionante cifra de 150 billones de pesos! El servicio de esa deuda lo tendrán que pagar todos los colombianos -ricos y pobres- con sus impuestos. Los menos favorecidos serán los más penalizados pues contaremos con menores recursos presupuestales para programas sociales y apoyos para los más necesitados.

La devaluación no sólo debe preocupar a los que viajan a Miami. La devaluación debería estar incluido con los indicadores de pobreza como nivel de analfabetismo, personas sin acceso a agua potable o con déficit de calorías.

Más devaluación es más pobreza, para todos.

Miguel Gómez Martínez
migomahu@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes