Miguel Gómez Martínez
columnista

Una lectura deliciosa

El libro ‘Cien episodios de la Historia Económica de Colombia’ hace un apasionante recorrido de nuestra economía desde la Independencia. 

Miguel Gómez Martínez
POR:
Miguel Gómez Martínez
octubre 09 de 2018
2018-10-09 08:37 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c55d1afeb.png

¿Sabía usted que, para saldar la deuda contraída con el Reino Unido al terminar la Guerra de Independencia, Estados Unidos de Colombia ofrecieron a los acreedores tierras baldías como forma de pago? ¿Sabía que Bolívar y Santander conocieron personalmente a Jeremy Bentham, el padre del utilitarismo, y compitieron por ser discípulos favoritos de este pensador? ¿Sabe usted que es el caraqueño, masón grado 33, Pedro Gual, y no José María del Castillo y Rada, quien debe considerarse como el primer encargado de las finanzas públicas de la República y quien propuso, sin éxito, la creación del impuesto de renta en 1821? ¿Sabía que Rafael Núñez había escrito una cartilla de economía destinada para que los niños entendiesen los principales temas económicos? 

¿Conoce los pormenores del informe económico realizado por Lauchlin Currie (acusado por el FBI de ser un espía soviético en Estados Unidos) y que fue adoptado por la administración de Laureano Gómez? ¿Qué tanto sabe de la pelea de Carlos Lleras Restrepo con el Fondo Monetario Internacional? ¿Cómo fue el desmonte del control de cambios en Colombia?

Estas son solo algunas de las muchas dudas que puede aclarar en un libro recientemente publicado por el exministro de Hacienda Roberto Junguito Bonnet, titulado Cien episodios de la Historia Económica de Colombia (Ariel. 2108). En este país donde la historia, y especialmente la historia económica, no reciben suficiente atención, Junguito contribuye, con otro texto más, a acercarnos al apasionante recorrido de nuestra economía desde la Independencia. Porque Junguito, además de buen economista y gran ministro de Hacienda, es un excelente escritor. Sin adjetivos innecesarios ni inútiles complejidades, cubre con claridad los grandes temas que han animado el debate económico del país.

Son cien cortos capítulos, en los cuales se describe el problema, analiza el entorno y resumen los principales aspectos de asuntos que marcaron nuestra historia desde el desestanco del tabaco, la desamortización de bienes de manos muertas, el financiamiento de la Guerra de los Mil Días, el manejo económico de la Gran Depresión, la inestabilidad cambiaria del principio del Frente Nacional, hasta las principales reformas de los gobiernos posteriores a la Constitución de 1991.

Al terminar la lectura se tiene un panorama completo y diverso de temas que encendieron los debates ideológicos y de economía política de nuestra historia moderna. Visto en perspectiva, hemos ganado en conocimiento económico, pero, sin duda, retrocedimos en claridad conceptual. Resultan sorprendentes la pertinencia de los análisis de José Ignacio de Márquez, Florentino González, Rafael Núñez o Esteban Jaramillo. No sabían de econometría, pero entendían a profundidad la naturaleza de los problemas y posibilidades de nuestra nación.

Roberto Junguito ha tenido la oportunidad de estar en la realidad política, gremial, diplomática y académica del país. La riqueza de su hoja de vida es inigualable en los temas de economía. Quienes hemos disfrutado sus conferencias, artículos y libros esperamos que siga investigando y publicando, porque su trabajo llena inmensos vacíos de conocimiento. Este libro es una lectura deliciosa.

Coletilla: ¿cuándo se hará justicia en el drama de Cafesalud-Medimás?, ¿cuánto le ha costado al país la corrupción y los errores en el manejo de este tema? ¿Los más de cuatro millones de perjudicados y los colombianos, seguimos esperando?

Miguel Gómez Martínez
​Asesor económico y empresarial
migomahu@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado