Nicola Stornelli García
Columnista

El bluf del Silicon Valley

Necesitamos más conectividad y más computadores para los hogares de los estratos 1 y 2 para que todos los niños de Colombia puedan estudiar. 

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
marzo 26 de 2021
2021-03-26 10:43 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

El término bluf, léase tal cual, viene del inglés bluff y tiene tres acepciones, según la Real Academia de la Lengua Española: “1. m. Montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso. 2. m. Persona o cosa revestida de un prestigio falto de fundamento. 3. m. Fanfarronada, acción intimidatoria hecha por quien no cuenta con los medios para cumplir su amenaza.”

El famoso Silicon Valley no nació de la noche a la mañana y su crecimiento está asociada a prestigiosas universidades de California, empezando por Stanford University que tiene, en su haber, nada menos que 64 ganadores del Premio Nobel, en especial en física y química y la de Berkeley con, WOW, 90 egresados o profesores de dicho centro universitario, que han obtenido el distinguido premio, creado por el inventor de la dinamita.

Para ser más pragmático y no colocar la vara tan alta para nuestro país, aterricemos en un terreno en donde se marca una tremenda desigualdad. Según varios analistas y estudiosos del tema hoy, por lo menos, el 90% de la publicaciones y artículos científico son en inglés. Según estudios muy recientes, tenemos en Colombia un nivel muy bajo de inglés, así MUY BAJO, en estudiantes y docentes. Y para rematar el Índice Mundial de Innovación 2020, realizado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), Cornell University y el Instituto Europeo de Administración de Negocios (INSEAD, su sigla en francés), nos dejan por fuera de ese ranking
(https://www.wipo.int/edocs/pubdocs/en/wipo_pub_gii_2020.pdf). Según datos muy recientes en el país hay solo alrededor de 13.000 doctores (PhDs), cuando deberíamos tener por lo menos tres veces más y muchos de esos, dizque doctores, son de universidades venezolanas que los graduaron sin mucho rigor académico y sin saber hablar inglés. Se supone que un PhD, mínimo habla otro idioma.

Y por si fuera poco el Informe sobre Tecnología e Información 2021, realizado por la UNCTAD (https://unctad.org/system/files/official-document/tir2020overview_es.pdf) nos muestra que no estamos preparados para la 4ª Revolución Industrial (4RI).

En un país donde un ministro caprichoso decidió que el sector se llame de las TIC y desconoció de un plumazo a las telecomunicaciones que son la base y la estructura por donde transitan las TIC, no podemos menos que estar atrasados. En un país donde revolvieron las cifras de banda ancha fija con las de banda ancha móvil, para mostrar penetración y cobertura y tuvo que llegar la OCDE y decirnos que eso estaba mal hecho, tenemos que estar atrasados.

Por otro lado, la pandemia desnudó y exacerbó las desigualdades sociales y económicas del país. A marzo de este año, 8.700 instituciones educativas oficiales siguen cerradas y más de 7 millones de niños han dejado de asistir a clases y uno de los principales motivos es la falta de conectividad a Internet o la ausencia de un buen dispositivo.

Hoy el país debate acerca de cómo reactivar la economía, luego que la humanidad entera completa un año entero de la pandemia del COVID 19. Fedesarrollo propone hacer cuatro grandes reformas en un solo paquete. El gobierno está estudiando una reforma tributaria. Y en ninguna de las propuestas he escuchado cómo llevarle banda ancha fija a los estratos 1 y 2 y no es con los paliativos propuestos por el Mintic.

Hoy Movistar, Telefónica Colombia, llega a 32 municipios con fibra óptica y a 240 municipios con banda ancha fija. El año de la pandemia crecieron 1.300.000.000 hogares con fibra, siendo hoy el operador con mayor oferta residencial de dicha tecnología, en el país. Operador del cual la nación es socia con un 32%.

Antes de hablar de Silicon Valley, ayudemos al país a salir del rezago en conectividad. Necesitamos más conectividad y más computadores para los hogares de los estratos 1 y 2 para que todos los niños de Colombia puedan estudiar en esta nueva normalidad de la educación y de tantas actividades. Necesitamos una gran alianza publico privada (APP) entre la Nación, Telefónica Colombia, Tigo Une y ETB para conectar al país; y menciono solo esas empresas porque en ellas hay presencia estatal. Así sin ruborizarme lo digo. No es crear coartadas a la libre empresa, NO. Es buscar vías para solucionar un problema estructural que la pandemia demostró que agudiza las desigualdades. Ahí está la Troncal de Fibra Óptica y ahí están los operadores con los cuales la nación colombiana puede, de manera expedita, crear una gran APP y resolver este lío de una vez por todas.

Hay que convertir el acceso a Internet en un derecho fundamental. PUNTO FINAL. Eso no tiene discusión. Hay que subir el techo de la banda ancha y hay que darles a todos la oportunidad de estar conectados, pero bien conectados. No con la bandita móvil que se atreven a llamar, todavía, banda ancha.

Nicola Stornelli García
Analista de Tendencias Digitales
Twitter @puertodigital

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes