Nicola Stornelli García
Añálisis

El país está desconectado ¿Qué hacer?

Me atrevería a decir que en casi todos los municipios de Colombia hay por lo menos un operador comunitario de Internet.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
julio 30 de 2020
2020-07-30 09:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

Escribí un artículo para El Tiempo (https://bit.ly/32PQMON) con el mismo título, donde, en esencia, planteo una iniciativa que, sin falsas modestias, podría permitir un salto cuantitativo y cualitativo en la penetración y en la calidad de la banda ancha fija en Colombia; tan solo necesitamos el beneplácito del gobierno nacional y una pequeña reforma a la ley de regalías.

La pandemia del coronavirus aceleró algunos procesos de transformación digital, en el mundo entero, en todos los países, con diferentes escalas, porque hay países con mayor penetración y calidad de la banda ancha fija y con un alto nivel en el uso y apropiación de las TIC y las Telecomunicaciones; hay otros países con baja penetración y bajo nivel del uso y apropiación. Pero, en todos los países del mundo, la pandemia demostró que es mucho mejor utilizar la autopista, la high way, de la banda ancha fija y no la carreterita de la móvil.

La educación, a través de Internet, que no virtual, que no tele educación, ha demandado que los hogares cuenten con mejores conexiones a Internet de las habituales y en Colombia, al haber desestimulado la banda ancha fija, nos encontramos con una carretera estrecha que es la actual banda ancha móvil cuando dicha educación más el teletrabajo requieren de una autopista de seis carriles.

La discusión acerca de qué es la educación virtual es para otra columna. Y el tele trabajo ha crecido y ha estimulado procesos de educación de todo tipo de profesionales a lo largo y ancho del país, con un gran apoyo, en especial, de las empresas grandes que, obviamente, por su estructura y tamaño han requerido, demandado y posibilitado el trabajo a distancia de muchos de sus empleados.

Vuelvo al tema central. La idea es permitirles a los entes territoriales (departamentos y municipios) asociarse con la Nación y con un operador de telecomunicaciones para presentar propuestas de asociaciones público privadas (APP), apalancadas con las regalías que reciben, para llevar la última milla a los hogares de los niños y jóvenes de los colegios públicos del país. Esto beneficiaría a hogares estrato 1 y 2 y produciría una revolución en la penetración y la cobertura del país. Me atrevo a proponer algo más.

En esas APP deben integrar a los operadores comunitarios de Internet que los hay y muchos a lo largo del país. Me atrevería a decir que en casi todos los municipios de Colombia hay por lo menos un operador comunitario de Internet. Hay pueblos donde hay más de uno. Tienen la clientela. ¿Por qué y para qué desplazarlos o desconocerlos? Es mucho mejor hacerlos socios de la futura APP y aprovechar las fortalezas que tienen en infraestructura y clientes.

Y me voy a atrever a sugerir algo más osado. La Nación, así con mayúsculas, debe aprovechar que es socia de Telefónica y de Millicom y en las regiones donde ellos tienen presencia y les interese ir en una APP, cerrar esos negocios aprovechando la posibilidad jurídica de facilitar las cosas porque la APP es con una empresa donde el Estado tiene intereses. Los otros operadores dirán, en especial Claro, que eso es contrario a la Ley y a la transparencia en los contratos estatales, pero creo, desde mi ignorancia jurídica, que si hay una posibilidad allí.

Menciono solo a Claro porque no creo que a Novator le interese entrar en esas APP. Además, mi percepción acerca de dicha empresa ha cambiado mucho. Había dicho aquí que la entrada de un cuarto operador, con músculo financiero iba o va a dinamizar el mercado, pero el escándalo de cómo adquirió Avantel apenas comienza. Falta mucha tela por cortar en esa historia y no es como dice Chris Bannister, el CEO de Novator Partners, que los otros operadores son el lado oscuro.

No señor, respeto. Que más allá de la importancia de un cuarto competidor, en igualdad de condiciones, para buscar mayores beneficios para el usuario final, los tres operadores, con todos sus defectos, han venido apostándole al país, invirtiendo y generando empleo a lo largo de toda nuestra geografía y durante muchos años.

Y usted, señor Bannister, con su pinta de viejo chevre, no va a venir ahora a encantarnos porque no estamos en la época del descubrimiento de América. Así como felicité y defendí la subasta donde su empresa ganó un derecho, también estoy dispuesto a criticarlo y a denunciarlo, de ser cierto todo lo que se dice acerca de la forma en cómo compro Avantel. Así no.

¿Y el MINTIC qué? Se enteran el día de la adjudicación del dominio CO que la empresa ganadora fue vendida a Go Dadddy. Y ahora esto. Raro, ¿no? Tremenda herencia que le dejó Sylvia Constain a Karen Abudinen.

Creo que nuestra flamante ministra, mi querida paisana, es una joven con ganas de una larga carrera política y su llegada a un ministerio, por primera vez, debe ser para dejar una huella, una impronta, no solo desfacer los entuertos de su antecesora. He aquí una buena oportunidad.

Las APP Internet para Todos, me permito bautizar la idea, que puede dejar una huella imborrable de la administración de Iván Duque y del paso de Karen Abudinen por el Mintic. Sé que a Víctor Muñoz le va a encantar esta iniciativa y espero su respaldo.

Nicola Stornelli García
Analista de Tendencias Digitales
Twitter @puertodigital

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes