close
close
Nicola Stornelli García
columnista

¿Está Google dejando servir?

Google se convirtió en un monstruo. Sabemos que es el creador del algoritmo que nos obliga a ceder toda nuestra información personal a cambio de nada.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
febrero 22 de 2022
2022-02-22 09:19 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

La mayoría de las personas que están leyendo esta columna de opinión, utilizaron de entrada el motor de búsqueda Google. Nos hemos acostumbrado tanto al uso del buscador diseñado por Sergey Brin y Larry Page que hasta nos inventamos un verbo para el: googlear, término aún no aceptado por la Real Academia de la Lengua Española.

Y si es así, si es tal su dominio en el mundo de los buscadores por qué ha perdido interés para los investigadores científicos y periodísticos. En la génesis de su creación, está su destrucción. Los mismos creadores lo advirtieron en un artículo científico hablando de la creación de Google, en donde aceptaban que el uso de publicidad para mantener el motor de búsqueda podría perjudicar la calidad de las búsquedas y es lo que ha pasado. Google se convirtió en un monstruo transnacional. Sabemos que es el creador del algoritmo que nos motiva y nos obliga a ceder toda nuestra información personal a cambio de nada y ha convertido a dos muchachos en unos de los hombres más ricos del planeta que ahora lo único que les interesa es que Google siga dominando el mercado.

Es por lo expuesto y por muchas otras razones que gran cantidad de personas del mundo académico cada vez utilizan menos Google. No es confiable. Las búsquedas están jerarquizadas por los intereses de los SEO (Search Engine Optimization que significa optimización de motores de búsqueda) y hoy ha obligado a contar con alguien de dedicación exclusiva para ello, en las grandes compañías. Esos SEO hoy hacen que el PageRank se mueva de acuerdo a los intereses comerciales de Google. Hasta hace unos pocos años era posible obtener el PageRank de Google, era público. Ya no es, precisamente, público y es porque la compañía sabe que sus búsquedas ya no están indexadas por la calidad de las páginas sino por la publicidad pagada.

Google Académico sigue siendo una buena opción para los investigadores, pero está limitado por los artículos científicos y publicaciones que ya son de libre circulación. A los investigadores les es más fácil estar suscrito a diferentes sitios de publicaciones científicas que tienen archivos mejores que los de Google Académico y vale la pena mencionar un par de los mas conocidos y populares: Academia.Edu y ResearchGate.Net
Ya son muchos los usuarios que, para gozar de privacidad, descargan otros buscadores en sus teléfonos Android que, por defecto, trae Google. Quizás, uno de los más utilizado, hoy en día, sea Duck Duck Go que, incluso, trae una extensión para Chrome lo cual les permite a las personas acostumbradas a la interfaz de Chrome y a Google, un ambiente conocido. Hay más buscadores, por supuesto. Bing, de Microsoft. Safari, de Apple. Baidu, el Google chino. Ask. Naver, el Google coreano. WolframAlpha. Boardreader. Search Encrypt. HighBeam Research. ERIC. iSEEK. Teseo. Academia.edu. Y muchos más.

Las personas que tienen claro lo intrusivo que es Google, comienzan a buscar con más frecuencia otros buscadores que les den más privacidad.

Google, con su poderío económico, pese a las inmensas multas que ha pagado y seguirá pagando por invasión del ámbito privado de los ciudadanos, por los acuerdos para pagar contenidos, sigue siendo una de las empresas más poderosas del sector y su inversión en I+D es, de lejos, mucho más grande, incluso, que el presupuesto total de muchos países. Eso hace que siga refinando su algoritmo y que siga siendo quizás el más rápido del mercado.

¿Estamos vaticinando el ocaso de Google? Así como Facebook tendrá que ir acomodando el cómo usa la privilegiada información que recopila de sus usuarios, así Google tendrá que ir dejando de inmiscuirse tanto en la vida de quienes lo utilizan y podría buscar alternativas para no seguir perdiendo cuota del mercado. Así como hay un Google Académico, la empresa podría crear otros buscadores para temas específicos y con suscripciones lo cual garantizaría sostenibilidad financiera e independencia y transparencia para los usuarios. Ya hay indicios de ello.

Pero, en el entretanto, el gobierno colombiano y todos los gobiernos del mundo, deben educar a sus ciudadanos. Si queremos fortalecer nuestra democracia del acoso que ha sufrido Internet, convirtiéndose en un lugar de manipulación y mentiras, es perentorio invertir en Alfabetización Mediática e Informacional (AMI), la cátedra sugerida por la UNESCO para educar a estudiantes, docentes y padres de familia en cómo usar las redes sociales e interactuar en Internet. AMI debe ser una cátedra obligatoria, transversal y permanente en todas las etapas de la educación.

No invertir en AMI es permitir el crecimiento de eunucos mentales, susceptibles de ser manipulados por cualquier enajenado en las redes sociales. Como los negacionistas de las vacunas, por ejemplo. No es vender el sofá para olvidar el problema, es enfrentar el problema para encontrar un mejor uso de la Internet y todas sus posibilidades.

NICOLA STORNELLI GARCÍA 
Analista e Investigador de Tendencias Digitales. Columnista de Portafolio y colaborador de El Tiempo y de DPL News
Twitter @puertodigital

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes