close
close
Nicola Stornelli García
columnista

Estudiar por competencias o no ir la universidad

Da tristeza saber que somos el cuarto país en tiempo destinado al uso de redes sociales. ¿Para qué? Para compartir banalidades y frivolidades.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
junio 01 de 2022
2022-06-01 12:22 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

Hace poco leí a Freddy Vega, el talentoso joven fundador de Platzi, la empresa que podría ser el próximo unicornio colombiano, enfrascarse en una conversación en Twitter acerca de la importancia de estudiar cursos cortos, como los que ofrece su compañía. Obviamente, el defiende su modelo de negocios y Platzi puede demostrar que ha servido para muchas personas que han pasado por ahí.

Pero de ahí a decir que la educación va a terminar en cursos cortos…No, Freddy. Pensé en buscarlo para darle la oportunidad de controvertir mi opinión, pero, después de revisar ese hilo de discusión “tuitero” y después de ver que intentó en dos oportunidades ser ingeniero, no quise hacerlo porque me voy a centrar en defender mi postura.

El mundo ha cambiado. Internet cambió al mundo y la Cuarta Revolución Industrial nos va a cambiar mucho más. En mundo frenético y de cambios constantes, necesitamos líderes que tengan una visión holística del mundo en el que vivimos. No podemos pensar que con cursos cortos o MOOC vamos a encontrar el próximo Steve Jobs o Freddy Vega o el próximo Luis Carlos Galán o Alberto Lleras Camargo.

Todavía necesitamos jóvenes que se quieran graduar de filósofos. La filosofía nació, justamente, para cuestionar las creencias más extendidas, aquellas que dominan tanto nuestras mentes que ni siquiera las consideramos creencias, sino verdades absolutas.

Todavía necesitamos ingenieros. Usted puede entrar ahora al portal de empleos de Google y va a encontrar que necesita más 6.000 ingenieros. No sé cuántos trabajan para Platzi pero estoy seguro que son bastantes.

Todavía necesitamos médicos en todo el mundo y enfermeros y enfermeras y bacteriólogos.

Todavía necesitamos sociólogos para que se encarguen de estudiar todo lo referente a los cambios y comportamientos de una sociedad y al ser humano dentro de la misma.

Y necesitamos jóvenes dispuestos a estudiar la carrera de Maestros de Música que muchas veces toma más años de los del pregrado normal al querer hacer énfasis en un instrumento o en una técnica musical.

Entiendo y sé que la Inteligencia Artificial va a permitir reemplazar a los humanos en muchos más oficios y profesiones de los que se imagina un humano común y corriente.

Entiendo y valoro la educación continuada, los cursos cortos, los diplomados, los MOOC, pero también sé que sin leer y sin estudiar una carrera completa, para muchos casos, no se puede contar con las habilidades y competencias para entender el propio discurrir de su actuar profesional y laboral. Es como los médicos que dejan de estudiar y se convierten en figurines de pueblo, ostentando su ropa de moda o su carro último modelo por no hablar de los que regresan al oficio de sus padres y practican la medicina como una fuente de ingresos y no como médicos integrales y comprometidos.

Si, el mundo cambió y hoy los jóvenes tienen oportunidades de estudio que les permiten vincularse laboralmente de manera rápida, como Platzi o como NextU o como Udemy pero quiénes están detrás de esas plataformas no son solo técnicos o muchachos con cursos cortos.

Las grandes empresas, cada vez más, valoran tus habilidades y competencias blandas por encima de un título profesional, pero eso no quiere decir que las estén dejando de lado. Eso lo que ha hecho es más duro el reto para muchos que no tienen ni empatía ni habilidades argumentativas para interactuar en un mundo, así sea digital, cada vez más social.

Infortunadamente, los cursos cortos ayudan por un lado a solucionar necesidades del mercado, pero acrecientan por otro lado desigualdades económicas y sociales. No todos los chicos que pasan por Platzi van a crear la próxima Rappi o Uber. Muchos se van a quedar ganándose un sueldo, decente, si, pero serán eso, asalariados en un mundo cada vez más competido y competitivo.

Soy un defensor de los cursos cortos y de la tecnología, en general, pero eso no me distrae acerca de las verdaderas necesidades que tenemos en educación. En Colombia necesitamos cerrar la oprobiosa cifra de analfabetismo que todavía persiste y la de analfabetismo funcional y digital que se acrecentó en la pandemia del Covid 19.

No por saber manejar un pc o un teléfono inteligente ya estamos preparados para las necesidades del mundo de hoy. Por eso insisto tanto en la implementación de la catedra UNESCO de Alfabetización Mediática e Informacional (AMI).

Necesitamos que nuestros niños y jóvenes no solo salgan manejando un computador o un smartphone del colegio sino, también, que sepan distinguir entre la maraña de información de la web que sirve y que no sirve. Da tristeza saber que somos el cuarto país en tiempo destinado al uso de redes sociales. ¿Para qué? Para compartir banalidades y frivolidades. Nada más.

Nicola Stornelli García
Analista e Investigador de Tendencias Digitales
Twitter @puertodigital

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes