Nicola Stornelli García
análisis

La diferencia que marca la SDIS en Educación Inicial

El que la población de estratos bajos cuente con jardines infantiles con infraestructura y con docentes de calidad es una oportunidad inmensa.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
enero 22 de 2019
2019-01-22 08:14 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

El año pasado tuve la oportunidad de conocer de cerca como funcionan los jardines infantiles que administra la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) en la urbe capitalina.

Y la verdad, al comparar con lo que conocía del sector público, en mi región Caribe, me sentí muy gratamente emocionado de ver lo que la capital del país ha hecho por la niñez de Bogotá.

Algunos creerán que este artículo es una “lamboneada” al alcalde Peñalosa pero se equivocan de cabo a rabo. Sé que mi foco es la tecnología, pero, también, es la educación. Siempre insisto en la importancia de lo segundo para lo primero. Como dice Yuval Noah Harari en su último libro, sin educación terminamos siendo unos zombis, manejados por las redes sociales y los algoritmos de los buscadores.

Ojalá más regiones pudieran replicar lo que hace la capital colombiana y me atrevo a afirmar que sin esa generosa inversión del D.C. los problemas sociales en esa metrópoli serían peores.

El que la población de estratos bajos cuente con jardines infantiles con infraestructura y con docentes de calidad es una oportunidad inmensa para que muchos niños y niñas superen las dificultades de hogares disfuncionales y con grandes carencias, de todo tipo, para que persistan en el sendero de la educación.

En muchas regiones la Educación Inicial es lo que invierte el ICBF y el esfuerzo que hacen los entes territoriales es muy poco o nada.

Los líderes no han entendido la importancia de invertir en la niñez temprana. Algo que ya hacen Bogotá, Medellín, Cali y un poquitín, algunas pocas ciudades más.

En la SDIS el asunto es tan serio que hay una Subdirección de Infancia que es el motor de dicha secretaría con un talentoso grupo de profesionales, el Equipo de Fortalecimiento Técnico, tirando línea acerca de lo que debe hacerse en temas académicos. Dicho Equipo produjo un documento que es un referente a nivel nacional.

Quizás muchas personas no lo saben y cuando ven el alto presupuesto asignado a la SDIS y ven que nombran a alguien ahí, solo piensan en favores políticos y la verdad que es muy bueno reconocer, en este país lleno de corrupción y politiquería, que quienes han pasado por ahí, últimamente, están más preocupados por fortalecer los procesos ya implementados que por desmontar algo que está funcionando bien, en términos generales.

La SDIS necesita buenos gerentes y eso han sido María Consuelo Araújo Castro y Cristina Vélez Valencia en la actual administración.

Llegar a jardines infantiles de localidades del sur de Bogotá y encontrar, lo repito, excelentes instalaciones, un cuerpo de docentes y administrativos de muy buenos currículos y, además, ver el compromiso con la atención a las niñas y niños, en jornadas laborales de no menos de diez horas es para quitarse el sombrero frente a esos docentes. Mis felicitaciones a todos ellos. Realmente los admiro. La SDIS debería invitar a empresarios y a personas de estratos altos a conocer esos jardines. Ahí es donde siente uno que vale la pena pagar los impuestos que Bogotá tiene.

Una cosa que realmente me sorprendió conocer fue las casas de pensamiento intercultural que son jardines infantiles para las diferentes etnias indígenas que se han reconocido como tal y agrupado por sectores de la ciudad.

Es una alternativa de respeto cultural y étnico en la capital del país. En otras ciudades tenemos más presencia indígena y no he visto nada de eso.

El documento “Lineamiento Pedagógico y Curricular para la Educación Inicial en el Distrito” es producto de un enjundioso trabajo multi e interdisciplinario que produjo uno de los mejores textos académicos para el tema en nuestro país. Lo pueden conseguir en https://bit.ly/2qdgTeq

Ojalá el alcalde Peñalosa logre dejar un mecanismo que les de más estabilidad laboral a las docentes de esos jardines.

Infortunadamente, por el tema prestacional y pensional, el Estado sigue contratando a muchos profesionales por contratos de prestación de servicios y eso genera inestabilidad y permite el manoseo político. Y Bogotá no es la excepción. Debo reconocer que en la SDIS han respetado la trayectoria de muchos profesionales con un largo recorrido y compromiso con la Educación Inicial y eso habla muy bien de quienes han pasado por dicha secretaría.

En un país con las cifras tan escandalosas de mal nutrición infantil, de niños abusados, de colegios desvencijados, de alimentos escolares paupérrimos y en mal estado, ver que lo que hace la SDIS en Bogotá lo reconforta a uno con la vida y le hace sentir que no todo está perdido.

Repito, la Alcaldía y la SDIS deben mostrar las bondades de la Educación Inicial en el Distrito a los que siempre critican todo sin conocer nada.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado