Nicola Stornelli García
análisis

Las criptomonedas llegaron para quedarse

El anuncio de medidas regulatorias tomadas por la Unión Europea, y la entrada en rigor de un par de ellas, han producido que el bitcóin baje su cotización a nivel internacional.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
enero 25 de 2018
2018-01-25 08:31 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

La volatilidad que ha sufrido el bitcóin últimamente, ha hecho que muchos de quienes aún no entienden qué es la economía digital digan que ellos lo habían advertido y que este no tendría futuro. La verdad es que mucho de lo que pasado con bitcóin tiene que ver más con la realidad que es y no con lo que algunos no quieren creer. El anuncio de medidas regulatorias tomadas por la Unión Europea, y la entrada en rigor de un par de ellas en torno a las criptomonedas, han producido que el bitcóin baje su cotización a nivel internacional, lo cual ha hecho que los voceros del pasado digan que es un fraude.

Para quienes no creen en las criptomonedas, en especial si son economistas, hay que decirles, como tituló un artículo de The Economist, Lea su Kindleberger, para decir como sostenía Charles Kindleberger, afamado economista, autor de Manías, pánicos y cracs, historia de las crisis financieras: “no olvide que todo esto ha pasado antes”. El dinero digital o las criptomonedas no están muy lejos de lo que representa el dinero fiduciario hoy. Un valor simbólico de intercambio comercial. Lejos están las épocas de los trueques en especies y de representar únicamente el valor monetario de algo en oro o en plata. En el pasado hubo escepticismo frente al papel moneda. Más recientemente –aún muchos países lo viven–, ha habido escepticismo frente a los valores bursátiles. ¿Cuántas personas en el mundo aún no entienden que es una acción transada en la Bolsa de Valores? Nuestro bajo nivel de bancarización me permite afirmar que muchas en Colombia prefieren invertir en algo que puedan ver y tocar, a hacerlo en acciones de Ecopetrol, por ejemplo, que es la de mejor rentabilidad en promedio en los últimos años.

Mucho del futuro de las criptomonedas depende la penetración de internet, del nivel de bancarización y del grado de alfabetismo digital que haya en cada país, y en el mundo.
Pregúntenle a quienes lideraron y gerencian la importante iniciativa de tecnología financiera que es Nequi, un banco totalmente virtual con el apoyo de Bancolombia, lo difícil que fue, primero convencer al círculo directivos de la entidad y luego entrar a captar clientes. Y después entrar a lidiar con la realidad tecnológica del país. Pese a que Colombia ha crecido mucho en penetración y en los últimos datos del MinTIC, son más los teléfonos solo para 2G que los de 3 o 4G. Entonces, no todos pueden tener la aplicación. Sin embargo, ahí van, y van bien. Los millenials son su objetivo y están ganando audiencia y clientes.

A pesar del crecimiento y la penetración de internet, todavía la mitad de los habitantes del planeta no tiene acceso a la web. El Banco Mundial calcula que un tercio de la población del planeta aún no se ha bancarizado. Esos dos factores juegan en contra y a favor del crecimiento de las criptomonedas. La rápida penetración de internet va a ser que sea mucho más fácil ofrecer productos digitales y, por ende, soluciones como DaviPlata, de Davivienda, que sin tener cuenta en dicha entidad te permite hacer y recibir giros o transferencias por ese mecanismo.

El dinero electrónico es una realidad, y de ahí a que adoptemos una criptomoneda hay muy poco. Dinamarca ya dijo que para el 2030 no existirá papel moneda en dicho país. Christine Lagarde, la directora del FMI, emitió un mensaje a los jefes de bancos centrales del mundo: “No se opongan al progreso”, dijo. Lagarde reconoció que las divisas digitales creadas e intercambiadas, sin el apoyo de bancos o gobiernos, podrían eventualmente ser aceptadas por países con divisas inestables o instituciones nacionales débiles. “De muchas maneras, las divisas digitales podrían ser tan buenas como las monedas y las políticas monetarias existentes”, agrego. “La mejor respuesta de parte de los bancos centrales es seguir teniendo políticas monetarias efectivas, y ser abiertos a ideas nuevas y nuevas exigencias, conforme las economías evolucionan”.

Kodak, la empresa que sucumbió a los nuevos aires tecnológicos y que la fotografía digital y las cámaras en los teléfonos desplazó, acaba de montarse en la onda de las criptomonedas y está ofreciendo un servicio asociado a su base de datos de imágenes. El solo anuncio hizo que su acción se valorizara en más de 125 por ciento en un día.

Por último, a los detractores de bitcóin, les recuerdo que, gracias a la tecnología para obtener dichas monedas, encontramos la poco conocida tecnología blockchain. Don Tapscott, autor del famoso libro Wikinomics, sostiene “La revolución blockchain: el impacto del blockchain en nuestras vidas será tan significativo como el que representó la aparición de internet”. Wow. Pero eso será motivo para otra columna.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado