Nicola Stornelli García
análisis

Los operadores postales, la banca de la Colombia profunda

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
septiembre 29 de 2020
2020-09-29 09:55 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

En la columna pasada mencioné que está por salir un decreto del gobierno nacional que le amplía el rango de servicios a los operadores postales y felicité a la ministra Karen Abudinen y su equipo de gobierno. Hoy quiero respaldar la labor que adelantan dichas empresas; creo que al país le hace falta conocer los servicios que prestan y mucho más importante, para mi y para todo el país, los municipios a los que llegan.
Los operadores postales de pago privados, habilitados por el MinTIC, son Efecty, Super Giros, MoviiRed y SuRed y llegan a, prácticamente, todos los municipios del país, exactamente a 1.080, con 42.000 puntos de servicios y tengo una información que me permite inferir que en no menos del 30% de los pueblos en donde están no hay una sucursal bancaria.

Esos datos mencionados no me sorprendieron; por mis actividades profesionales he recorrido casi todo el país en los últimos años y un operador postal me ha permitido enviar un giro, pagar un servicio público, cobrar un giro, pagar un tiquete de avión y así me fui enterando de todos los servicios que prestan. Hoy algunos son corresponsales bancarios. Suplen al sector financiero en la Colombia profunda y para los colombianos de a pie, en todo el país.

El gobierno del presidente Duque debe respaldar y apoyar el crecimiento y la expansión de los operadores postales. ¿Qué es el network marketing? Es economía naranja en una de sus primeras acepciones. Y este dato quizás no lo sepan muchos de mis lectores, pero el mercadeo de productos, con catálogos físicos y virtuales, vienen generando una oportunidad de trabajo para un gran sector del país y, en especial, para madres cabeza de hogar. No obtuve información actualizada y puntual de ese sector para esta columna, pero ver la cantidad de empresas a los que sirven de intermediario recaudador, los operadores postales, es una muy grata sorpresa que demuestra que ese sector de la economía se está moviendo mucho en época de pandemia del Covid-19. No es propaganda y espero que mi editor lo entienda y no me corrijan esta columna, pero debo mencionar que son más de treinta empresas de ventas por catalogo, las que cubren los operadores postales y que hay nombres que no conocía como Carmel y Dolce pero hay otros muy conocidos como Off Cors, Leonisa, Yanbal, Esika, Natura y muchos más. Incluso una suscripción o un aviso clasificado de El Tiempo puede ser pagado en un operador postal.

Los cuatro operadores generan 40,000 empleos directos y más de 30,000 indirectos, en los puntos de servicios. Y como ya lo dijimos, atienden la demanda de población no bancarizada que requieren envíos de dinero de bajo valor, todos de los estratos 1, 2,3 y cuyo valor de giro promedio es de $160,000 por lo menos una vez al mes.

Tiene el MinTIC una oportunidad de oro para aprovechar las fortalezas de los operadores postales agremiados en Asopostal y pensar en una asociación pública privada (APP) que les permita a los operadores prestar sus servicios en las poblaciones que va a beneficiar con la licitación de Zonas Digitales Rurales (ZDR). Si bien es cierto está contemplada la prestación del servicio por diez años, no es menos cierto que contar con un privado que opere y administre la ZDR habilitada por el ministerio de las TIC, permitiría ampliar ese horizonte con la APP que aquí planteo. Esta alianza le permitiría al operador privado ampliar el espectro de beneficios que brindan, inicialmente, las ZDR. Y lograría el país cerrar la brecha digital con inclusión financiera.

Cuando Muhammad Yunus habló de banca para los pobres, siguiendo los delineamientos de C.K. Prahalad y Hernando de Soto, estaba pensando no solo en el Banco Grameen, Estaba pensando en todo lo que de Soto había planteado muchos años atrás en “El otro sendero: la revolución informal”. Y es, precisamente, a esa población que está en la base de la pirámide, a esos emprendedores informales de la Colombia profunda, de la otra Colombia, a los que atienden los operadores postales los que busca beneficiar el decreto que está a punto de salir y que, desde ya, apoyo irrestrictamente.

Hay otros datos que permiten inferir que los operadores postales podrían constituirse juntos o separados en un operador Fintech y sé que tienen el musculo financiero para empezar a ser el Grameen de Colombia y acabar con el odioso mercado del “gota a gota” que, justamente, es en la otra Colombia donde se ve más por la falta de oportunidades formales de todo tipo, no solo las financieras. Ojalá el Estado les dé la oportunidad de operar como Nequi o DaviPlata y les permita otorgar microcréditos como lo hace la plataforma MOvii o Lineru.

En fin, hay todo un mundo de posibilidades para los operadores postales que toda Colombia debe respaldar, reitero, que se les facilite poder contar con más y mejores operaciones para todos esos compatriotas de la Colombia profunda, de la otra Colombia. Haciendo un país más equitativo, más igualitario y más justo.

Ministra Karen Abudinen, otra vez la felicito, con mayúsculas, por apoyar esta iniciativa de darle más espacio de acción a los operadores postales. Cuente con este servidor para estos servicios para los colombianos de provincia, como usted y como yo. Que bueno que usted sea la ministra de las TIC.

Nicola Stornelli García
Analista de Tendencias Digitales
Twitter @puertodigital

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes