close
close
Nicola Stornelli García
COLUMNISTA

Mompox, las TIC y una discutible decisión de la ANE

Este caso podría haber quedado en el olvido y no llegar a la prensa nacional.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
noviembre 26 de 2021
2021-11-26 11:14 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

En esa apacible y bucólica población del departamento de Bolívar, a orillas del río Magdalena, hay una institución educativa oficial (IE) que cumplió 60 años de existencia el año pasado y fue reconocida, con bombos y platillos, por las autoridades departamentales, locales e incluso por el MEN.

Los que no se enteraron o no quisieron enterarse de la historia y la raigambre del colegio Tomasa Nájera en un pueblo con peso histórico de muchos kilates en todo el país, fueron unos funcionarios de la Agencia Nacional del Espectro (ANE).

La historia arrancó en 2.009 cuando la IE se hizo acreedora a un premio, por parte de la Secretaría de Educación de Bolívar, para desarrollar un proyecto de tecnología que consistió en el montaje de una emisora cuya programación iba a ser educativa y cultural. Lograron, con apoyo de la alcaldía y de diferentes organizaciones y empresas, reunir los recursos para poner al aire una emisora en FM y consiguieron calar en los habitantes momposinos y convertirse en un referente en la región.

Doy fe de haber escuchado varios audios de la programación de la emisora en cuestión, Tomasa Stereo, que me fueron facilitados por la rectora y un profesor de la IE y lo que oí no es comercial ni afecta o afectaba los intereses de alguna otra emisora o grupo de personas. Obviamente, entiendo las razones expuestas por Miguel Felipe Anzola, director de la ANE, al que llamé a comentarle la situación de la IE Tomasa Nájera y de la sanción impuesta. Dura lex, Sed Lex y la ignorancia de la ley no nos exime del cumplimiento de la misma.

Creo, con todo el respeto y consideración para ellos, que todos los funcionarios involucrados en la aprobación del proyecto, por un lado, como los que procedieron con las sanciones impuestas, actuaron de manera precipitada y sin contar con una visión holística del tema en cuestión. Es increíble que funcionarios de la Gobernación de Bolívar y del Ministerio de Educación no le informaran a la rectoría de la IE Tomasa Nájera que, para poder operar una emisora, así fuera netamente educativa y cultural, se necesita un licencia o permiso del MINTIC porque se está haciendo uso del espectro radioeléctrico del país. Y, por otro lado, los funcionarios de la ANE que la sancionaron la primera vez y que le decomisaron los equipos a la emisora, también actuaron de manera exagerada. ¿No podían colocar una sanción cerrando la emisora? ¿No era más importante educar al infractor y decirle que debía tramitar un permiso o licencia para una emisora de interés público? Y, por último, ¿dónde están los equipos decomisados?

Pero lo más exagerado, por parte de la ANE, fue la sanción impuesta el año pasado. A raíz de la pandemia y atendiendo directrices del gobierno nacional, la IE decidió reabrir la emisora y, haciendo una “vaca”, consiguieron los recursos económicos para un nuevo transmisor y comenzaron a emitir clases para los niños que no podían ir al colegio.

¡POR DIOS! Hay que felicitar de pie a la rectora y a todos los profesores que se dieron a esa encomiable tarea de seguir educando a los niños de Mompox. Pero no, alguien le informó a la ANE y ahí fue Troya y volvieron a cerrar la emisora y le colocaron una sanción económica muy dura para un colegio público. No hay derecho.¿Los funcionarios de la ANE que colocaron esa sanción y cerraron la emisora el año pasado, en qué lugar del universo viven? Si, porque no puede ser en la Tierra porque aquí sabemos que todo el planeta está atravesando la que quizás es la peor pandemia de la historia que haya vivido la humanidad.

Es muy difícil hacer patria, cuando llega un funcionario de Bogotá a un pueblo distante y extraño, actuando de manera rígida, apegado a la norma y sin mirar el contexto; la desilusión es muy grande cuando se sabe que no se está actuando para perjudicar a nadie. Antes, por lo contrario, se está contribuyendo con el bienestar colectivo.

Este caso podría haber quedado en el olvido y no llegar a la prensa nacional.

Afortunadamente soy de provincia y del Caribe y muchas personas me alimentan y nutren con información de casos como este. Hay muchos que no he mencionado a lo largo de estos años en Portafolio, pero hay otros que se han ganado un lugar. Espero haber sido equitativo y traer historias que permitan que construyamos un país más igualitario y que ayuden a cerrar la brecha digital y cognitiva entre las grandes ciudades de Colombia y el resto del país.Colombia necesita más rectores como los del Tomasa Nájera.

Nicola Stornelli García (*)
Analista e Investigador de Tendencias Digitales
Twitter @puertodigital

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes