Otros Columnistas
Coyuntura

A transformar las grandes ciudades en inteligentes

Calidad de vida, seguridad, acceso a los servicios de salud, educación, movilidad e interacción social son los aspectos más relevantes.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 23 de 2020
2020-01-23 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

De acuerdo con el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2018, el 77,1% de las personas vivían en cabeceras municipales en Colombia, el 15,8% en zonas rurales dispersas y el 7,1% en centros poblados.

Es una tendencia que se extiende en América Latina y el Caribe: la ONU proyecta que a 2030 la proporción de población rural habrá descendido a un 16% del total. El panorama no es distinto a nivel global. La ONU calcula que, a 2050, un 70% de la población mundial será urbana.

La concentración de las personas en las ciudades, en este caso las colombianas, implica múltiples desafíos en temas de seguridad, movilidad, salud, educación y entretenimiento.

De cara a los retos que afrontarán los nuevos alcaldes que inician sus periodos al frente de las principales urbes colombianas, el concepto de “ciudades inteligentes” surge como una verdadera y tangible ruta para abordar soluciones en favor de los ciudadanos.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una ciudad inteligente "coloca a las personas en el centro del desarrollo, incorpora Tecnologías de la Información y Comunicación en la gestión urbana, y usa estos elementos como herramientas para estimular la formación de un gobierno eficiente que incluya procesos de planificación colaborativa y participación ciudadana.

Al promover un desarrollo integrado y sostenible, las Ciudades Inteligentes se tornan más innovadoras, competitivas, atractivas y resilientes, mejorando así vidas”.
Esto pone de relieve la importancia de incorporar la tecnología a la vida diaria en las ciudades en Colombia, y que las infraestructuras de telecomunicaciones sean su sistema nervioso.

Hoy contamos con la posibilidad de realizar asociaciones público-privadas para proyectos TIC que inviten a desarrollar iniciativas y el uso del Internet de las Cosas (IoT) o plataformas en la nube y aplicaciones analíticas para administrar los datos, que permiten, por ejemplo, la prevención en temas de seguridad y desastres naturales, controles de pánico, sistemas de emergencias médicas, articulación del transporte, el turismo responsable o el manejo de residuos de manera inteligente, así como la promoción de una cultura de mayor civismo y seguridad, además de las eficiencias que se generan pueden proveer ahorros o nuevos ingresos para las entidades administrativas.

Hoy los dirigentes de las ciudades colombianas cuentan con una oportunidad, a través de la tecnología de empresas como Claro, las cuales también se pueden integrar a lo ya desarrollado, de implementar el concepto de ciudades inteligentes, y de esta manera, contribuir a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que allí habitan.

¿Cómo estamos?

-Un estudio de la consultora Frost & Sullivan pronostica que el mercado colombiano de IoT generará ingresos de US$523 millones para 2022, a una tasa de crecimiento anual compuesto de 20,8%.

Se prevé que la Smart Cities, con un 13%, sea en una de las verticales en las que más se gastará en los próximos dos años.

-De acuerdo con el Estudio IESE Cities in Motion Index 2018, elaborado por la escuela de negocios de la Universidad de Navarra, Bogotá ocupa la posición 117 a nivel mundial entre 165 analizadas; es la octava en la región, es la única ciudad colombiana presente y cuenta con un rendimiento bajo.

Los indicadores de este índice están agrupados en capital humano, cohesión social, economía, administración pública, gobernanza, ambiente, movilidad y transporte, planeación urbana, alcance internacional y tecnología.

“Aunque no es el único aspecto importante para las ciudades, la tecnología de la información y comunicación es parte de la columna vertebral de cualquier sociedad que quiere alcanzar el estatus de inteligente”, indica el índice.

-Medellín ocupó el puesto 91, y Bogotá el 98, sobre 102 ciudades, en el informe de la primera edición del Índice de Ciudades Inteligentes (Smart City Index) 2019, elaborado por el Observatorio de Ciudades Inteligentes del Centro de Competitividad Mundial del IMD (IMD World Competitiveness Center).

El estudio clasifica a 102 ciudades de todo el mundo atendiendo a la percepción de los habitantes de cada ciudad sobre el entorno urbano y los servicios disponibles con tecnologías inteligentes para mejorar las vidas de los ciudadanos.

Calidad de vida, seguridad, acceso a los servicios de salud, educación, movilidad e interacción social son algunos de los aspectos que se han analizado.

Felipe Villa Murra
Director corporativo de Marketing y Transformación Digital de Claro

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes